¿Qué quieres ser de mayor?

  • Se acabó el tiempo en el que los hijos querían ser como sus padres.
  • Una encuesta confirma que ya no desean trabajar en lo mismo.
  • La vocación, dicen, va primero.
Únicamente un 5,4% quiere ser lo que sus progenitores.
Únicamente un 5,4% quiere ser lo que sus progenitores.
Luis Frutos

No dejan de repetirse las quejas acerca de lo materialistas y poco idealistas que son las nuevas generaciones. Sin embargo, un estudio sobre qué quieren ser nuestros niños de hoy cuando sean mayores pone en solfa tales quejas.

Un abrumador 75% de niños españoles ha respondido un tajante "no" a la pregunta "¿crees que el dinero da la felicidad?". Queda bien clara cuál es su prioridad: la vocación (aunque con matices, como veremos).

Ésta es la principal novedad de la cuarta edición de la encuesta ¿Qué quieres ser de mayor?, elaborada por Adecco. La prueba se realizó a más de 2.000 niños de toda España -con y sin discapacidad- y con edades comprendidas entre los 4 y los 17 años.

Si nos fijamos en las respuestas que han dado niños y niñas, la diferencia salta a la vista: ellas son más vocacionales, su porcentaje es de un 81,4% frente al 68% de los niños. Uno de cada cuatro varones reconoce preferir ganar mucho dinero aunque sea trabajando en algo que no le guste.

Profesiones preferidas

Deporte, seguridad y ciencias son los campos profesionales más votados por los niños. El 22,8% quiere ser deportista; el 15,23% elige puestos de seguridad; y el 11,7%, empleos relacionados con las ciencias.

Dentro de estos campos, hay matices: el 17,1% quiere ser futbolista; el 10,1%, policía; y el 7%, ingeniero. Son las mismas profesiones que año tras año ocupan los primeros puestos del ranking vocacional de los niños.

En las niñas, el 24,8% se decanta por la enseñanza; la sanidad es elegida por un 17,7%, y actividades relacionadas con el cuidado de animales son escogidas por el 15,7%. Un 22,7% desea ser profesora; un 14,6%, veterinaria (opción que se ha duplicado en el último año), y el 12,2% restante, doctora.

"No quiero ser como papá". Éste es otro de los resultados más llamativos: los niños ya no quieren ser como sus padres, pero les gustaría que sus hijos fueran, en lo profesional, como ellos.

Únicamente un 5,4% quiere ser lo que sus progenitores, algo que quizá tenga que ver con la falta de conciliación entre la vida laboral y familiar de sus padres.

Sí quieren, sin embargo, que sus descendientes sigan sus pasos. Un 12,5% desea que sean futbolistas; un 9,3%, policías; y un 6,9%, médicos.

Parece que las sagas de abogados o militares podrían dar paso a las de los futbolistas, policías y médicos. Lo que está claro, a la luz de estos resultados, es que eligen profesiones que en la televisión siempre se retratan con gran atractivo.

TESTIMONIOS

Vanesa Sánchez. 17 años.

"Voy a empezar Periodismo, que es a lo que se dedica mi padre. Desde pequeña he querido serlo, y en parte por él. Siempre le he visto disfrutar de su trabajo. Reconozco que también han podido influirme la tele y el cine. Lo que no me importa es el sueldo, lo importante es hacer lo que me gusta. Me encantaría que mis hijos también fueran periodistas".

Manuel Diz. Estudiante, 17 años.

"El año que viene empiezo la carrera de Magisterio de Educación Física; es lo que me gusta, por eso lo hago. Durante un tiempo pensé ser médico, como mi padre, pero lo he descartado hace poco. Lo que nunca antepondría sería el sueldo a la vocación. Y mis hijos... pues que elijan lo que ellos quieran".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento