Este es el secreto para preparar la salsa carbonara perfecta

La receta de pasta carbonara es originaria de la región italiana del Lacio.
La receta de pasta carbonara es originaria de Los Apeninos.
Unsplash

Con permiso de la gastronomía italiana, no hace falta viajar al país de la pasta para degustar una buena carbonara. Y seguro que ya has callejeado las calles de Roma y has probado la auténtica pasta carbonara (otra de esas cosas que hay que hacer al menos una vez en la vida), pero como en este mismo instante Italia nos pilla un poco a desmano, qué mejor que preparar una auténtica carbonara casera. 

Aunque existen diferentes teorías sobre la creación de la salsa carbonara, la más extendida apunta a que tiene su origen en Los Apeninos, una zona italiana de tradición minera. Esta deliciosa salsa que ha conquistado a todo el mundo tomaría su nombre como homenaje al carbón de la zona. 

Aunque el origen no está claro, lo que sí podemos afirmar es que esta receta italiana ha conquistado al mundo entero. Independientemente de en qué parte del planeta te encuentres, si buscas un buen restaurante italiano puedes disfrutar como te mereces de una auténtica carbonara. Tanto es así, que se ha establecido un día en el calendario internacional. Cada 6 de abril se celebra el Carbonara Day. God Save The Carbonara!

Ni nata ni cebolla

Pues no, si lo que queremos es crear una auténtica salsa carbonara al más puro estilo italiano, ya podemos ir olvidándonos de la nata, la cebolla, el champiñón y demás ingredientes que hemos ido añadiendo en la receta carbonara made in Spain.

Y aunque esta versión de la salsa carbonara nos parece igualmente deliciosa, en esta ocasión vamos a utilizar solo y exclusivamente los ingredientes de la salsa carbonara original.

Necesitamos:

  • Panceta ahumada de buena calidad
  • 1 huevo entero y 4 yemas
  • Pimienta negra
  • Queso de oveja rallado

La atención, el ingrediente más importante

La elaboración de esta salsa se compone de unos pocos y sencillos pasos, aunque debemos mantener los ojos bien abiertos para no pasarnos del punto en ningún paso del proceso. 

Lo primero es poner en una sartén la panceta picada en trozos pequeños. Lo haremos sin aceite, para que se cocine con su propia grasa. Con este paso pretendemos que la panceta se quede crujiente. 

Con la ayuda de un batidor de varillas, bate las cuatro yemas y el huevo entero. Una vez batidas, comienza a añadir el queso rallado sin parar de remover. Una vez bien mezclados los ingredientes, añadimos la panceta. 

Puedes añadir la pimienta al gusto, o bien sobre la salsa o bien al emplatar. Por ejemplo, si vas a preparar la típica pasta carbonara, una vez preparar la salsa, vierte la pasta y mezcla. Sobre la pasta puedes puedes añadir la pimienta y un poco más de queso al gusto. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento