Cara Delevingne enseña su casa: piscina de bolas, piano transparente, paredes de Gucci, cuarto de póker, salas sexuales...

Cara Delevingne, en la portada de la revista Architectural Digest.
Cara Delevingne, en la portada de la revista Architectural Digest.
Architectural Digest

La modelo y actriz Cara Delevingne tiene una de las casas de Los Ángeles más impresionantes y si no lo es por tamaño, que también, lo es por todo lo que contiene, básicamente, todos los sueños y caprichos de la joven. 

La revista Architectural Digest le ha dedicado la portada y un extenso reportaje a la morada de Delevingne, en la que hay salas personalizadas y temáticas allá por donde mires. 

Por ejemplo, tiene una sala de música llena de instrumentos, como una batería o un piano transparente, además de guitarras firmadas por grandes artistas como David Bowie, al que además le ha puesto un pequeño santuario. 

En uno de los amplios cuartos hay una sala de póquer inspirada en David Lynch y muchas de las estancias tienen papel pintado en la pared hecho por la marca Gucci. 

La casa fue construida en 1941 y cuando Cara se hizo con ella estaba pintada solo en blanco y negro, algo que ella cambió llenándola de color, por ejemplo, del rosa, que predomina en la sala sexual que tiene en la casa, donde hay una cama redonda con sábanas de seda, un columpio, esposas y cadenas... 

La cocina, decorada en azul, tiene incluso su propio asador de pollos, aunque la modelo reconoce no haberlo usado nunca. 

Delevingne tiene una máquina de pinball Playboy y como guiño al dueño de esa mítica revista, hay un "túnel de la vagina", hecho a medida, que conecta dos habitaciones.

Fuera del dormitorio hay una sala de estar al aire libre, una ducha de vapor, un armario de zapatos gigante lleno de "muchos tacones de stripper" y un "lavabo para él y para ella... o lavabo para ella y para ella, según mi estado de ánimo", dice la modelo en sus declaraciones. 

También hay una sala de billar con mesa de billar de estilo antiguo y una puerta secreta, una alfombra de tigre en las escaleras, una pared con sombreros, un armario de disfraces y una piscina de bolas a la que Delevingne le da un gran uso para levantar el ánimo.

En el piso de arriba también tiene una sala de cine, un bar con temática de la jungla. En el jardín hay una piscina, otro bar, una cabaña "loca" e incluso trampolines empotrados en el suelo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento