Los indultados salen este miércoles de prisión y Sánchez dice que no reincidirán

  • El Gobierno defiende la medida de gracia como "primer paso" para la convivencia.
  • Los indultos se revertirán si sus beneficiarios cometen un delito grave en el futuro.
  • Moncloa sostiene que "no lo volverán a hacer" y que el fracaso de la vía unilateral es evidente.
  • El Gobierno espera un gesto de los independentistas y próximamente se sentará en la mesa de negociación bilateral.
Los nueve presos del procés saldrán mañana de la cárcel en la que cumplen condena a partir de las 12.00 horas y serán recibidos por miembros del Govern y diputados, una vez sea efectivo el indulto parcial que ha aprobado este martes el Gobierno.
​
​Según fuentes de los partidos independentistas, está previsto que los presos del procés abandonen definitivamente la cárcel a partir del mediodía de mañana con el indulto ya publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que, una vez en libertad, hagan declaraciones públicas.
Los indultados salen este miércoles de prisión y Sánchez dice que no reincidirán.

El Gobierno ha indultado este martes a los nueve líderes independentistas condenados por el procés que permanecían en prisión, encabezados por el líder de ERC, Oriol Junqueras, y que previsiblemente saldrán este mismo miércoles de la cárcel, tras publicarse los decretos en el BOE.

En una comparecencia sin preguntas, el presidente Pedro Sánchez ha defendido que esta es la "mejor" decisión para España y Cataluña, y que servirá para "pasar página", volver al "diálogo" y la "concordia" y abrir un "nuevo tiempo". Ha insistido en que el Ejecutivo no "cuestiona" la sentencia del Supremo, pero que estima que existen suficientes "razones de utilidad pública" para excarcelarlos. "Encontraremos dificultades en el camino, pero merece mucho la pena intentarlo", ha afirmado.

Fuentes del Gobierno dicen que este es un "primer paso" para restablecer la normalidad, la convivencia y poner fin a una "espiral tóxica", mientras que mantener a los dirigentes en prisión conducía a un "callejón sin salida" que "no se entendía"» en Europa y que facilitaba a los independentistas mantener una actitud "victimista".

"Encontraremos dificultades en el camino, pero merece mucho la pena intentarlo"

Los indultos, que se adoptan en contra del criterio del Supremo y la Fiscalía, son parciales –no afectan a la pena de inhabilitación– y están condicionados a que los beneficiarios no cometan delitos graves en un plazo de tres a seis años. La horquilla se ha fijado de forma individual en función de factores como el arrepentimiento.

En ese sentido, Sánchez ha dicho que la medida de gracia no obliga a los independentistas a cambiar sus ideas, porque "jamás" fueron condenados por su ideología, pero sí ha exigido que defiendan sus postulados desde el respeto a la "legalidad" y a los derechos "de todos los españoles", como corresponde en una "democracia fuerte" como España. La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha considerado, por su parte, que cualquier solución debe respetar el "orden legal" y que las fuerzas independentistas deben "comprender" el "marco" vigente.

Moncloa: "Cada vez se entenderá más"

La decisión ha generado duras críticas de la oposición, que intentará revertirla en los tribunales. Desde el respeto a los jueces, el Gobierno subraya que el procedimiento se ha seguido de forma "escrupulosa" y sostiene que los expedientes están bien fundamentados.

En todo caso, la Moncloa sí reconoce que ha sido una decisión "compleja" y que genera críticas entre amplios sectores, pero cree que "cada vez se entenderá más", que el rechazo disminuirá y que es cada vez más "irracional". Las fuentes consultadas, además, subrayan que los actos de los líderes del procés han tenido "consecuencias", pues han pasado "más de 1.300 días en prisión".

"Hemos dado un paso, ahora le toca al independentismo"

El Ejecutivo también asegura que los independentistas "no lo volverán a hacer", porque la inhabilitación se mantiene íntegra, porque el indulto está condicionado a que no reincidan y porque los dirigentes del procés son "conscientes" de que la vía unilateral ha fracasado. Asimismo, espera que la otra parte mueva ficha con algún tipo de gesto para seguir normalizando la situación. "Hemos dado un paso, ahora le toca al independentismo", dicen fuentes gubernamentales.

Próximamente, Sánchez recibirá a Pere Aragonès en la Moncloa, y se activará la mesa de negociación entre el Gobierno central y el Govern. El Ejecutivo acude a ese foro con "voluntad de hablar", pero con "límites claros": la Constitución y la ley. Las fuentes consultadas prometen dedicar "las horas que haga falta" a encontrar una "salida negociada" entre ambas partes y que pueda generar un amplio consenso, pero admiten que, por ahora, no hay una propuesta "concreta" que plantear en la primera reunión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento