Miguel A. Muñoz: "Hacer 'Ben Hur' es como si me hubiera venido Dios a ver"

  • Este joven actor, habitual de las series españolas, da el salto a las grades producciones de la mano del 'remake' de 'Ben Hur'.
  • Miguel Ángel Muñoz da vida a Antegua, un esclavo que acaba siendo amigo de Ben Hur, cuando ambos son condenados a galeras.
Miguel Ángel Muñoz, caracterizado como Antegua.
Miguel Ángel Muñoz, caracterizado como Antegua.
ISRAEL ÁLVAREZ

Adolescente, bailarín, médico... y ahora esclavo del siglo I. Miguel Ángel Muñoz da vida a Antegua, el remero de galera que entabla amistad con Ben Hur, en la nueva película que revisa este clásico del cine. La superproducción, de 22 millones de dólares, se rueda estos días en Marruecos.

Háblenos de su personaje

Es Antegua, un esclavo de los romanos, como Ben Hur. Él es el número 61, Ben Hur el 60. Es de raíces latinas, pero no le queda nada, porque los romanos destruyeron su pueblo y asesinaron a su familia. Es un hombre lleno de resentimiento y rencor. En la galera surge una amistad muy fuerte con Ben Hur, y cuando la galera, como todos sabemos se hunde, él me intenta salvar, pero no puede, y le pido que no me deje morir ahogado y me mata. A partir de ahí me voy apareciendo en su mente y guiándolo.

¿Han rodado ya la escena del hundimiento?

No, esa es la última del rodaje, y la de la muerte la última, última, no vaya a ser que se les vaya de las manos... (risas).

¿No le preocupa lo de trabajar en el agua y tener que sumergirse?

Va a ser una experiencia nueva para mí, como todo este rodaje. Supongo que será algo muy divertido y con el pedazo de equipo que trabaja aquí estoy muy tranquilo. Además, el tanque donde se rueda el hundimiento lo han reducido para que podamos hacer casi pie, y lo van a dejar sólo en dos metros de profundidad.

Lo tomo con respeto, lo paso genial y siento la presión de trabajar con un equipo así de bueno"

¿Cómo ha llevado la caracterización?

Yo propuse dejarme barba, porque el personaje es mayor que yo, y al estar en galeras le va mucho. Además, me venía muy bien porque estoy rodando a la vez una película sobre Lope de vega, y hago un personaje del siglo XVI al que le venía bien una buena barba.

¿Ha sido muy grande el cambio de una serie a una superproducción?

Es la primera vez que participo en una coproducción internacional, con un presupuesto tan grande, rodando fuera de España y además en otro idioma... Lo tomo con respeto, lo paso genial y siento la presión de trabajar con un equipo así de bueno, porque hay que estar al 300%.

¿Se llega a estas cosas por enchufe?

¡Ojalá! (risas). Lo primero es tener suerte, porque actores con talento y que den el perfil del personaje hay muchísimos, pero es enterarte del proyecto, hacer la audición, la prueba de idioma y que les guste y encajes.

¿Estar tan pocos españoles os ha unido especialmente a ti, a Lucía y a Simón?

Parece que siempre decimos lo mismo, pero es verdad: todo el equipo, tanto el técnico como el artístico, son majísimos. Yo llegué cuando ya llevaban dos semanas largas de rodaje y vine perdidísimo. Lo primero que hice fue llamar a Lucía, con la que ya había trabajado hace diez años y le dije ¿donde estás? (risas). Ella vino y me tranquilizó. El guión nos separa un poco, porque a mi no me toca rodar nada ni con Lucía ni con Simón.

Participar en una película que se va a ver en todo el mundo será una oportunidad laboral excepcional...

La oportunidad de partida es trabajar, y después lo que hay que hacer es hacerlo lo mejor posible para que te vuelvan a llamar.

Más duro es levantarse a las seis de la mañana a poner ladrillos o trabajar en algo que no te gusta"

Nos decía que aquí tiene mucha presión

Muchísima más que cualquier curro que haya hecho antes. Estrenarme en un proyecto así y con un personaje como este es como si me hubiera venido Dios a ver, porque no sé si podrían haberme dado un proyecto más importante, pero tampoco sé si habría sido capaz.

¿Cómo está siendo rodar en otro idioma?

Todos los actores, no sólo los españoles, tenemos unos coach (entrenadores) que todos los días trabajan con nosotros el idioma y el acento. En mi caso es un poco más fácil, porque al tener mi personaje orígenes latinos puedo permitirme un poco más de acento extranjero.

¿Qué va a aportar este nuevo Ben Hur?

Para empezar el protagonista es más joven, lo que atraerá a un público más joven, que quizá no haya visto la primera. Además, tanto en la original como en ésta están los valores y sentimientos más importantes de la vida, además de una parte espiritual muy importante. No es nada espesa y además tiene mucha acción.

¿Se ha documentado para el rodaje?

Lo primero es que la peli la he visto mil veces, vamos, como todos, en Semana Santa (risas) y en cuanto al personaje en esta nueva versión el personaje de amigo de las galeras tiene más relevancia y se crea desde cero su personalidad y su pasado. Esto ha sido una ventaja, porque he podido crear el personaje desde cero.

¿Se imaginaba haciendo el remake de Ben Hur?

Ni en mis mejores sueños, ¡es una de las mejores películas de la historia del cine, con once Oscar! A lo mejor después de esto no vuelvo a trabajar, pero se lo contaré a mis nietos.

Están rodando en medio del desierto, ¿está resultando duro?

Más duro es levantarse a las seis de la mañana a poner ladrillos o trabajar en algo que no te gusta. Aquí yo soy feliz, y me pasaría 24 horas currando, pero es verdad que un calor de justicia y el sol quema, además de que hay mucho polvo, animales, cientos de figurantes... no es cómodo, pero es fantástico. Lo peor son los viajes de ida y vuelta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento