Hasta 14.000 kilómetros para huir del calor: así es la mayor migración de insectos hacia Europa

  • Una especie de mariposa es capaz de migrar desde el África subsahariana hacia Europa tras cruzar el desierto del Sáhara.
  • ​La investigación evidencia los efectos del cambio climático en las condiciones de vida de las especies.
Una mariposa dama.
Una mariposa dama.
Orio Massana

Una especie de mariposa es capaz de migrar desde el África subsahariana hacia Europa tras cruzar el desierto del Sáhara y volar miles de kilómetros en años en que las condiciones climáticas son favorables, lo que supone la migración de insectos más larga conocida hasta ahora.

Así se explica en un estudio publicado este lunes en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'. La especie en cuestión es la dama pintada o vanesa de los cardos ('Vanessa cardui'), de la que se ha demostrado por primera vez ser capaz de hacer el viaje de ida y vuelta de 12.000 a 14.000 kilómetros cuando las condiciones más húmedas del desierto ayudan a las plantas sobre las que pone sus huevos.

Este hallazgo de un equipo internacional de investigadores aumenta la comprensión de cómo los insectos, incluidos los polinizadores, pueden propagarse entre continentes en el futuro a medida que el cambio climático altera las condiciones estacionales, con sus potenciales plagas y enfermedades.

Tom Oliver, ecólogo de la Universidad de Reading (Reino Unido) y coautor del estudio, subraya que el número de damas pintadas varía "enormemente" en Europa, a veces con diferencias de hasta más de 100 veces de un año a otro. "Sin embargo, las condiciones que causan esto eran desconocidas y la sugerencia de que las mariposas podrían cruzar el desierto del Sáhara y los océanos para llegar a Europa no fue probada".

"Esta investigación muestra que este viaje improbable es posible y que ciertas condiciones climáticas previas a la temporada de migración tienen una gran influencia en las cifras", añade Oliver.

Este hallazgo podría ayudar a las predicciones de los movimientos de otros insectos que afectan a las personas, como las langostas que actualmente asolan África oriental o los mosquitos portadores de malaria.

"Disfrutamos viendo las hermosas mariposas de la dama pintada en nuestros jardines en Europa, pero el cambio climático también conducirá a cambios en las especies invasoras que son plagas de cultivos o que propagan enfermedades. La escasez de alimentos en África oriental es un recordatorio de que los impactos del cambio climático pueden ser mucho más dramáticos de lo que unos pocos grados de calentamiento podrían parecer en un primer tiempo", subraya Oliver.

La dama pintada migra durante la primavera tras una temporada de reproducción de invierno. Los investigadores utilizaron datos de seguimiento a largo plazo junto con datos climáticos y atmosféricos en regiones de África subsahariana y Europa para aprender sobre su movimiento.

¿Cómo influyen las condiciones del clima?

El estudio apunta que el aumento de la vegetación en la sabana africana durante el invierno y en el norte de África en la primavera, y los vientos de cola favorables influyen en el número de individuos que migran a Europa.

Las orugas de dama pintada se alimentan de las hojas de las plantas que prosperan en condiciones invernales más húmedas en las regiones de sabana y Sahel del África subsahariana, lo que hace que el número de poblaciones explote.

Migran a través del Sahara y cuando también hay condiciones de primavera húmedas y verdes en el norte de África, éstas permiten una mayor reproducción y engrosan el número de mariposas que cruzan el mar Mediterráneo para llegar a Europa.

Las simulaciones de los científicos también mostraron que hay vientos de cola regularmente favorables entre África y Europa occidental, lo que ofrece a los insectos oportunidades para viajar transcontinentalmente.

El equipo calculó que las mariposas deben volar sin parar durante el día y descansar durante la noche para cruzar el Sáhara, haciendo paradas para alimentarse de néctar, un patrón similar al de las aves cantoras que vuelan por la noche.

Los investigadores concluyen que las mariposas deben volar hasta uno a tres kilómetros sobre el nivel del mar para aprovechar los vientos de cola favorables, ya que su velocidad máxima de vuelo autopropulsada de alrededor de seis metros por segundo haría que una travesía del Sáhara fuera extremadamente difícil.

Utilizaron observaciones de especies de mariposas similares para calcular que las damas pintadas tienen suficiente grasa corporal tras la metamorfosis para sostener 40 horas de vuelo sin parar y alimentarse de néctar siempre que sea posible para cruzar el Sáhara.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento