La fuerza de ERC ante Sánchez: sus 13 escaños en el Congreso, claves para la mayoría de la coalición de Gobierno

  • El partido de Oriol Junqueras ha sido clave para los Presupuestos, la ley rider o la ley de educación.
Pedro Sánchez, Carmen Calvo, Gabriel Rufián, Pablo Iglesias y Nadia Calviño en el Congreso de los Diputados.
El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, pasa junto al Gobierno en el Congreso.
Europa Press

Desde el inicio de la legislatura, el Gobierno ha encontrado en ERC un socio relativamente estable, pese a sus diferencias y a los choques que han protagonizado. Los republicanos facilitaron la investidura de Pedro Sánchez con su abstención, y en el año y medio que la coalición lleva en marcha se han convertido en un pilar en el que el Ejecutivo se ha apoyado para sacar adelante leyes como la de la eutanasia, la de educación, la ley rider y, especialmente, los Presupuestos Generales del Estado.

ERC cuenta con 13 escaños en el Congreso, un número no excesivamente elevado pero que, para un Gobierno que entre PSOE y Unidas Podemos solo suma 155 apoyos fijos, constituyen un tesoro que les deja a solo ocho actas de la ansiada mayoría absoluta. Normalmente, el Ejecutivo encuentra esos apoyos en formaciones como EH Bildu, el PNV, Más País, Compromís o el PDeCAT. Pero la formación que capitanea Oriol Junqueras -que este martes será indultado por Sánchez- es fundamental para alcanzar esas mayorías.

El partido independentista es consciente de su importancia capital para la estabilidad del Gobierno, y así se lo ha demostrado en varias ocasiones durante la legislatura, llegando a amenazar -por ahora, siempre sin llegar más lejos- con retirarle el apoyo. Así ocurrió, por ejemplo, durante el primer estado de alarma, cuando el portavoz Gabriel Rufián fue endureciendo progresivamente el tono contra el Ejecutivo según se iban aprobando las prórrogas y, finalmente, votó en contra de alargar la medida de excepción en mayo complicando mucho al Gobierno los apoyos y obligándole a sentarse a negociar.

El pasado enero, la fluctuante relación con ERC dio a Sánchez otro susto, ya que estuvo a punto de no poder sacar adelante la convalidación de su decreto para la gestión de los fondos europeos. La negativa de los republicanos a apoyar el texto, en plena precampaña electoral por las elecciones catalanas, puso en vilo su aprobación y quien salvó in extremis al Gobierno fue... Vox, que con su inesperada abstención permitió a Sánchez tener los apoyos suficientes.

Los republicanos, no obstante, han permitido que salieran adelante multitud de iniciativas del Gobierno con su voto favorable. La semana pasada se produjo el último ejemplo en el Congreso de esta alianza, cuando el Ejecutivo se apoyó en sus socios progresistas y nacionalistas -ERC incluida- para iniciar la tramitación de una proposición de ley de Unidas Podemos para sacar del Código Penal delitos como las injurias a la Corona, a las instituciones del Estado o la ofensa a los sentimientos religiosos.

Hace un par de semanas, igualmente, el Gobierno vio convalidado por el Congreso el real decreto a través del cual aprobó la ley rider, que convierte a los falsos autónomos de las plataformas de reparto en personal laboral. Y lo hizo con el apoyo de ERC, con el cual pudo sortear el voto contrario de PP, Vox y Cs.

No obstante, las diferencias son patentes en asuntos como la vivienda, en los que ERC se ha situado del lado de Unidas Podemos reclamando la regulación de los alquileres que rechaza el PSOE. Pero incluso en estos asuntos los republicanos han alcanzado entendimientos con el Gobierno: de hecho, han sido sus gestiones las que han conseguido que el Ejecutivo, pese a que ha recurrido la ley catalana de alquileres que recoge esta limitación de precios, no haya pedido su suspensión cautelar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento