¿Plancha o grill? Las rayas marcan las diferencias

Estos pequeños electrodomésticos elaboran comida de forma sana y sabrosa.
Estos pequeños electrodomésticos elaboran comida de forma sana y sabrosa.
Freepik

Cocinar a la plancha o al grill es una buena opción para mantener una dieta sana y equilibrada, y evitar así el exceso de aceite en las comidas. En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado una guía para disponer de las claves a la hora de adquirir una de estas herramientas de cocina en función de los gustos y de las necesidades. 

La principal ventaja de cocinar con una de estas dos opciones es que apenas se utiliza aceite y los alimentos mantienen todo su sabor. Además, conservan los nutrientes y es muy recomendable para aquellas personas con patologías digestivas, ya que los alimentos a la plancha o al grill son más fáciles de digerir.

¿Qué tipos de planchas existen? ¿Cuáles son sus diferencias con el grill?

Las plantas tradicionales se utilizan como si fueran una sartén, esto es, sobre la placa vitrocerámica o de gas. Este tipo de planchas son más económicas y se utilizan bajo la campana extractora. Otra opción son las planchas eléctricas, que disponen de "una resistencia que calienta la superficie, un termostato para regular la temperatura y un cable para conectarlas a la corriente".

En cualquier caso, sea tradicional o eléctrica, es posible encontrar diferentes planchas para cocinar o grills que tienen la misma finalidad, pero presentan algunas diferencias:

  • Las planchas de cocinar son lisas y más sencillas de limpiar.
  • Las planchas cocinan los alimentos de manera más uniforme en toda su superficie.
  • Una de las desventajas frente al grill es que "no se obtienen esas líneas tostadas sobre los alimentos".
  • La superficie ondulada del grill y las líneas evitan que los alimentos se cuezan y "facilitan la evacuación de los líquidos de cocción logrando que los alimentos queden bien tostados", añaden en la OCU. 
  • Los mejores alimentos para cocinar al gris son los de carne. 
  • La mayor desventaja del grill es que resulta más complicado de limpiar.

Respecto a los precios, no hay importantes diferencias entre las planchas y los grills y se pueden encontrar modelos desde los 20 euros con funcionalidades sencillas hasta más de 80 euros.

¿Qué otras alternativas hay en el mercado?

Una alternativa son las populares planchas mixtas que ofrecen las dos funciones. "Combinan una zona de asar de superficie lisa con otra zona estriada de grill. No son los modelos más fáciles de encontrar, pero son una buena idea", indica la organización al respecto. 

Otro de los aspectos a tener en cuenta antes de adquirir uno de estos aparatos para cocinar es que existen modelos abiertos o cerrados, esto es, que cuentan con una sola superficie para asar los alimentos o con ambas.

También existen modelos de planchas que son "una fusión con las barbacoas portátiles" porque presentan un diseño similar, pero "realmente son un grill eléctrico".

¿En qué aspectos hay que fijarse?

Desde la OCU explican cuáles son los factores que hay que tener en cuenta antes de adquirir una plancha o un grill en el mercado. Así, la potencia es uno de los aspectos más relevantes, ya que cuando más alta sea mayor gasto de energía supondrá y menor tiempo tardará en cocinar los alimentos. Se pueden encontrar modelos entre los 1.200 y 2.500 W, aunque también es posible adquirir planchas más optimizadas de baja potencia, entre 400 y 600 W.

Por otro lado, el tamaño dependerá del número de personas que vivan en el hogar y se deberán tener en cuenta las dimensiones exteriores del aparato y su peso.

Asimismo, otro de los aspectos más importantes es la placa de resistencia, que puede ser circular, cuadrada, en H o en M. "La menos recomendable es la resistencia circular, ya que deja toda la superficie central, donde más se cocina, con menos calor", explica la OCU. En cambio, la que mejores resultados ofrece es la resistencia 'magic', en forma de M, que "reduce los espacios que quedan sin calor". 

En cuanto al material de la placa, los más frecuentes son los siguientes:

  • Acero inoxidable. La OCU señala que es "el más resistente", aunque tarda más tiempo en calentarse y "es poco eficiente al distribuir el calor".
  • Aluminio fundido o hierro fundido. Estos materiales se calientan más rápido y distribuyen correctamente el calor, pero requieren una limpieza más exhaustiva y un secado antes de guardarlos.
  • Cerámica. Se trata de un "material muy resistente, que no se deforma ni se raya, y es el que se calienta más rápidamente". Sin embargo, tarda menos en enfriarse.
  • Piedra. Es el material en el que mejor se mantiene y se reparte el calor, aunque tarda más en calentarse.

Respecto a la limpieza, algunos aparatos disponen de un termostato extraíble que se puede retirar para lavar fácilmente, mientras que otros llevan incorporado una bandeja que recoge la grasa y los líquidos de los alimentos. Otro factor a tener en cuenta es el ajuste de temperatura que suele aparecer en niveles, así como la longitud del cable, las asas y los pies antideslizantes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento