La final se jugó entre la SD Huesca y el RC Celta, donde los celestes se hicieron con la victoria tras anotar 2-0 en el marcador.
La final se jugó entre la SD Huesca y el RC Celta, donde el conjunto celeste logró la victoria por 2-0.
LaLiga

Ocho clubes de LaLiga, un grupo de jóvenes de Tanzania y tres días para vivir el fútbol intensamente

  • La ONG española Born to Learn, las Naciones Unidas-UNAOC y LaLiga organizaron un torneo en Tanzania donde jóvenes locales fueron jugadores de ocho clubes de las dos competiciones ligueras durante tres días.

Tanzania, una final entre el RC Celta de Vigo y la SD Huesca en una jornada donde las estrellas del balón no superan los 15 años de edad, pero que cuenta con las mismas atenciones que cualquier otro partido oficial de LaLiga. Un sueño para estos niños, que se hizo realidad a través del trabajo conjunto de la ONG española Born to Learn, la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas (UNAOC por sus siglas en inglés) y ocho clubes de LaLiga que no dudaron en decir “sí” cuando Álvaro Payá, delegado de la organización deportiva en Tanzania y Ruanda, les propuso participar en este peculiar torneo.

Durante tres días, un grupo de adolescentes de entre 12 y 15 años fueron las estrellas de algunos de los equipos más conocidos de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank, vistiendo sus equipaciones y representando a unas instituciones cuyas sedes se encuentran a miles de kilómetros de distancia. Una idea que buscaba fusionar el fútbol y los mejores valores que enseña este deporte, tal y como cuenta el delegado de la organización deportiva en Tanzania: “Nuestra responsabilidad es dar visibilidad a los clubes, no solo potenciar LaLiga como marca. Queremos devolver a la comunidad parte de lo que la comunidad nos da a nosotros, si no cuidas a tus aficionados de cualquier parte del mundo, al final acabas perdiendo el interés. El objetivo de esta competición era que los equipos tuvieran visibilidad internacional, acercar clubes de LaLiga a rincones del mundo donde no tienen tantos seguidores ni conocen la historia del club. Para este evento en concreto, nosotros hicimos una propuesta a los clubes y todos accedieron a participar”.

Ocho clubes de LaLiga, un grupo de jóvenes de Tanzania y tres días para vivir el fútbol intensamente

Con los equipos integrados en la acción, en el momento de escoger a los jugadores para el evento, Álvaro Payá recurrió a la ONG española Born to Learn: “Seleccionamos a jóvenes de pequeñas escuelas de la parte norte de Tanzania. Born to Learn tiene muchísimo reconocimiento en la zona, sin su ayuda habría sido muy complejo organizar el torneo, porque aquí en África el conocimiento local es fundamental para cerrar cualquier proyecto”.

Tres días de competición y alegría

Como si de una jornada de LaLiga Santander o LaLiga SmartBank se tratase, el torneo organizado en Tanzania se desarrolló con todas las atenciones. Durante tres intensos días, los jugadores africanos se dejaron la piel por representar a los clubes vistiendo sus equipaciones e intentar clasificarse para llegar a la final.

El primer día, los jóvenes recibieron sus uniformes para la competición en la sede de Born to Learn y asistieron a sesiones de LaLigaTalks, donde se les explicaron los valores de los clubes de los que iban a formar parte. El torneo no comenzó hasta el día siguiente, cuando se formaron dos grupos de cuatro equipos: el primero integrado por Cádiz CF, Atlético de Madrid, SD Huesca y Elche CF; el segundo compuesto por RC Celta, Villarreal CF, CD Leganés y Real Betis. Tras una jornada llena de partidos, se consiguieron cuatro semifinalistas.

Cádiz CF, Atlético de Madrid, SD Huesca, Elche CF, RC Celta, Villarreal CF, CD Leganés y Real Betis se unieron al torneo

El último día, los encuentros se disputaron, por una parte, entre Atlético de Madrid y SD Huesca; y el RC Celta y el C.D. Leganés hicieron lo propio. La final se jugó entre la SD Huesca y el RC Celta, donde los celestes se hicieron con la victoria tras ganar 2-0. Los jugadores se alzaron con un trofeo que se entregó al final del torneo, donde hubo palabras de agradecimiento a los equipos locales y se entregaron premios al mejor jugador, al pichichi, al mejor portero…

Durante tres días, un puñado de jóvenes tanzanos se sintieron jugadores de ocho clubes de LaLiga, un sueño para ellos que fue todo un éxito. “Toda la gente del barrio se acercó a ver el evento, lo organizamos en un campo donde ellos juegan sus partidos los sábados y domingos”, cuenta Álvaro Payá, quien estuvo presente todo el torneo y que recuerda con énfasis “la emoción de la gente era increíble, podías ver a los aficionados africanos apoyando al Huesca, Elche, Villarreal…”.

El torneo ha trascendido la emoción de una serie de partidos locales en el país africano y fue concebido como un punto de unión entre África, el fútbol y los equipos participantes y LaLiga. “Tratábamos de buscar el significado de cada escuela para asociarla a los valores de cada club de LaLiga”, explica el delegado en Tanzania, quien habló “de la historia, los valores y la cultura de cada equipo y su ciudad” y así “asociar y acercar la cultura española a Tanzania y al público”.

Todo un éxito que también han vivido con mucha ilusión los equipos que decidieron participar, como la SD Huesca, según explica su responsable de marketing, Diego Pequé: “A nosotros se nos propuso y evidentemente ni lo pensamos dos veces, es una actividad que se alinea mucho con los valores de nuestro club. Ver que los chavales llevaban nuestra equipación, las banderas, el brazalete del capitán con tantísimo orgullo… lo importante es que ya nos conocen y saben que hemos ido a ayudarles”. Siendo un club modesto, señala que tuvieron que hacer un esfuerzo, “pero el retorno que nos da ver esas fotos y que nos digan desde Tanzania que los niños se lo pasaron genial, no tiene precio”, cuenta Pequé.

El torneo no comenzó hasta el día siguiente, cuando se formaron dos grupos y cuatro equipos: el primero integrado por Cádiz CF, Atlético de Madrid, SD Huesca y Elche CF; el segundo compuesto por RC Celta, Villarreal CF, C.D. Leganés y Real Betis.
El torneo no comenzó hasta el día siguiente, cuando se formaron dos grupos y cuatro equipos: el primero integrado por Cádiz CF, Atlético de Madrid, SD Huesca y Elche CF; el segundo compuesto por RC Celta, Villarreal CF, CD Leganés y Real Betis.
LaLiga

De forma similar cuenta la experiencia Nerea Cacho, de Fundación del CD Leganés, un club que, a pesar de estar más acostumbrado a las acciones locales en su ciudad madrileña, dieron “un sí rotundo” cuando Payá se lo propuso. “Es la primera vez que participamos en un evento internacional tan grande, no estuvimos presentes, pero nos llegó mucha información, vídeos, fotos del evento… ves que los chavales lo han pasado tan bien solo en dos días, con la pequeña acción de mandar las equipaciones que gracias a LaLiga les ha llegado directamente a ellos, que te olvidas de si ha supuesto un esfuerzo”. Y resalta que están “encantados de que se conozca al CD Leganés y que sus valores 'pepineros' traspasen fronteras”.

Pero, sin duda, la estrella de la jornada fue el RC Celta, el vencedor del torneo. Desde la Fundación Celta señalan que fue “una gran satisfacción poder participar en una acción como esta, un claro ejemplo de donde es mucho más bonito dar que recibir” y que fomenta la expansión del ‘celtismo’ y sus valores por todo el mundo. Para el club, hacerse con el trofeo “no era el fin principal” y, “aunque suene un poco a tópico”, señalan que están “convencidos de que con haber participado ya habíamos ganado” porque “pertenecer al sector del fútbol profesional, como líderes de opinión, y tener en nuestras manos la oportunidad de contribuir con la sociedad es un privilegio, estamos seguros de que cualquier club al que se le plantee esta acción estará dispuesto a colaborar”.

"La idea es repetir el proyecto con la ONG y conseguir al menos a 20 clubes para hacer una liga paralela en Tanzania que replique a la española"

De hecho, Payá confiesa que “la idea es repetir el proyecto con la ONG y conseguir al menos a 20 clubes, tanto de LaLiga Santander como de LaLiga SmartBank, para hacer una liga paralela en Tanzania que replique a la española”. El mismo entusiasmo muestra Born to Learn sobre la competición, una acción que consideran que “pone en valor los sueños de los niños ¡y eso no tiene precio! Se veía, cuando entregamos las equipaciones y se vestían, cómo se sentían importantes y visibles. Cambiar la vida de un niño cambia la vida de una familia y de una comunidad”.

LaLiga en África

El fútbol en África “es tremendamente pasional, mucho más de cómo lo vivimos en España”, explica el delegado de LaLiga en Tanzania, donde ya “es fiebre por este deporte, es locura, es irracional”. Payá cuenta que los domingos es el día de comunidad para los tanzanos, de disfrutar de la familia, amigos y poder divertirse. “Todo el mundo está esperando a que llegue ese día de la semana para cumplir con su misión, que es reunirse para ver partidos de fútbol y jugar”.

El fútbol en África “es tremendamente pasional, mucho más de cómo lo vivimos en España”.
El torneo fue concebido como un punto de unión entre África, el fútbol, los clubes y LaLiga.
LaLiga

Coincide con él Juan Botella, Regional Manager de LaLiga en África: “La pasión con la que se vive el fútbol es parte del ADN de los propios africanos, este deporte no se puede entender sin África y África no se puede entender sin el fútbol. Esa emoción es única y no la he visto en ningún otro sitio en el mundo”. A raíz de ese sentimiento, LaLiga se instaura en África con un objetivo claro, tal y como indica Botella: “La visión que tenemos es que no queremos ser simplemente una liga deportiva de fútbol, sino que nuestra misión es convertirnos en un miembro comprometido y activo en las comunidades donde tenemos presencia. Queremos ser y formar parte de la vida de nuestros aficionados, que nos vean como una organización que está aquí y ha llegado para quedarse”.

Un trabajo que surge siempre del apoyo a la comunidad, donde LaLiga encuentra el lugar donde promocionar los valores intrínsecos al deporte. Por eso, su meta es “ser la segunda liga más seguida, porque la primera tiene y debe que ser la doméstica”, apoyando y fomentando por parte de LaLiga el desarrollo y el talento de las competiciones y jugadores locales. Y de ahí surgen proyectos como el torneo que se vivió en Tanzania y que fue todo un éxito para los clubes, los tanzanos y el espíritu de un deporte que aúna a todo tipo de personas, sean de donde sean.

#EsLaLiga