Internet
No todo lo que se dice sobre piratería es cierto.

La Comisión Europea (CE) celebró el rechazo del Consejo Constitucional de Francia de parte de la polémica ley francesa contra la piratería en Internet, y manifestó que la protección de los derechos fundamentales en el contexto de la propiedad intelectual se debe resolver a nivel nacional. "No es necesario instrumentalizar a Europa para eso, todavía tenemos jueces en los estados miembros", declaró en rueda de prensa el portavoz comunitario Martin Selmayr.

El portavoz mostró la buena acogida de la CE a la decisión de la Corte Constitucional francesa de rechazar parte de la ley contra la piratería en Internet, al considerar que "sólo un juez podrá determinar la sanción" a los internautas que hagan descargas ilegales, y no una autoridad administrativa.

Sólo un juez podrá determinar la sanción a los internautas que hagan descargas ilegales

Precisamente este debate es objeto del único punto sobre el que el Parlamento Europeo y los países de la UE aún no han llegado a un acuerdo para aprobar definitivamente el nuevo marco regulador de las telecomunicaciones.

La Eurocámara aprobó en mayo una enmienda que exige una orden judicial para cortar el acceso a internet a un usuario, pero que no se incluía en el texto de compromiso pactado con los gobiernos de la UE, lo que motivó el bloqueo de la totalidad del llamado "paquete" de las telecomunicaciones.

Un asunto de cuestión nacional

Selmayr recordó que la comisaria europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding, ha destacado "en diferentes ocasiones" que el equilibrio entre los derechos fundamentales de la propiedad intelectual y de la libertad de expresión "puede encontrarse fácilmente a nivel nacional". "Saludamos pues la clarificación aportada por la Corte Constitucional francesa, que confirma la opinión de la Comisión de que este asunto ha de ser resuelto a nivel nacional", destacó.

Este asunto debe y puede ser resuelto a nivel nacional

Así, señaló su esperanza por que esta resolución "ponga fin a un debate" que, durante los últimos meses, ha paralizado la nueva legislación comunitaria de este sector. "Demuestra, una vez más, que este asunto debe y puede ser resuelto a nivel nacional, porque la protección de los derechos fundamentales es algo que se gestiona a nivel nacional ya desde 1789", agregó el portavoz, en referencia a la Declaración de los derechos fundamentales de los ciudadanos y del hombre, "anunciada en Francia y citada ayer también por la Corte Constitucional".

Por último, Selmayr invitó a los ministros de Telecomunicaciones de la UE a "analizar esta sentencia con mucha prudencia y reflexionar sobre si ahora, cuando el 90 por ciento del paquete de las telecomunicaciones ha sido acordado, pueden llegar a un acuerdo sobre el último porcentaje".

No obstante, fuentes de la presidencia checa de turno de la UE ya manifestaron que "sería una sorpresa" que los ministros aceptasen la legislación tal y como fue votada por el Parlamento Europeo, y apuntaron a que el asunto tendrá que pasar al "comité de conciliación" -proceso en el que representantes de la Eurocámara y el Consejo negocian- en otoño para buscar una solución.