Enfadados vemos menos
Enfadados focalizamos más la atención en un objeto y perdemos la noción del resto. ARCHIVO
Desde la universidad de Toronto llega un estudio, comandado por Taylor Schmitz, que dice demostrar que cuando se está de mal humor nuestro campo de visión se reduce. También afecta a cómo vemos las cosas y puede ser un indicador del grado de inteligencia de la persona. Mejor humor puede ser sinónimo también de más inteligente.

El estudio, recogido en el blog Fogonazos añade a anteriores investigaciones en este campo el hecho de haber podido monitorizar , a través de resonancia magnética, la actividad cerebral y cómo afecta el mal humor a nuestro córtex visual.

Tras varias pruebas en 14 voluntarios, el estudio, recogido en Journal of Neuroscience y Neurophilosophy demostró que, tras mostrarles imágenes que contenían varios elementos, los participantes con mejor humor podían ver con mayor facilidad el conjunto total de elementos que componían la imagen que los que estaban de peor humor. El humor se convierte así en un elemento fundamental para determinar nuestra capacidad perceptiva, que amplía, según este estudio, si estamos más contentos y alegres.

‘Efecto arma'


El autor de Neurophilosophy relaciona este caso con el ‘efecto arma', un mecanismo de supervivencia que se da en testigos de delitos en los que hay armas de por medio. El testigo recuerda ese arma pero no la cara del agresor. La percepción se centra en un punto, en aquello que supone la mayor amenaza y que provoca miedo.