El gran día de Ayuso: de fucsia, arropada por su familia, ante la cúpula del PP... y baño de masas en Sol como colofón

Díaz Ayuso, en el centro de la imagen, ha sido aclamada por decenas de personas que se concentraban en Sol, donde había una manifestación a favor de la autodeterminación del Sáhara Occidental.
Díaz Ayuso, en el centro de la imagen, ha sido aclamada por decenas de personas que se concentraban en Sol, donde había una manifestación a favor de la autodeterminación del Sáhara Occidental.
20M

Al filo del mediodía, Isabel Díaz Ayuso subía al escenario del patio de la Real Casa de Correos, en la Puerta del Sol, para tomar posesión de su cargo como presidenta de la Comunidad. Esta era la segunda vez que la líder del PP era la protagonista del solemne acto, pero la experiencia no le ha servido para anular por completo los nervios.

La emoción se dibujaba en el rostro de una Isabel Díaz Ayuso a la que todos querían apoyar este sábado. Los primeros, su familia. Sentados en un lateral del acto, su madre, su hermano, sus sobrinos y sus tíos han sido testigos de excepción del momento, como también lo ha sido la cúpula del PP: ni el presidente, Pablo Casado, ni el secretario general, Teodoro García Egea, han querido perderse la toma de posesión. 

Tampoco los barones del partido. Alberto Nuñez Feijóo, Juanma Moreno, Fernando López Miras y Alfonso Fernández Mañueco han viajado hasta Madrid para arropar a su compañera de filas. Como es habitual tampoco han faltado expresidentes de la Comunidad: se ha podido ver a Alberto Ruiz Gallardón, Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes y a Ángel Garrido. 

El aforo limitado por la situación sanitaria no ha impedido los tradicionales corrillos entre los asistentes. El intercambio de impresiones y comentarios sobre la máxima protagonista del día ha sido constante hasta que ha aparecido en escena y ha pronunciado un discurso más emotivo que político pincelado en las últimas horas. La semana frenética que ha tenido, con la manifestación de Colón del domingo, la ronda de contactos y el pleno de investidura, no le ha dejado tiempo para mucho más. 

"Me enfrento al reto más apasionante de toda mi vida: ser presidenta de la comunidad que me vio nacer, y donde he estado casi siempre", ha confesado Díaz Ayuso ante el auditorio, que ha terminado deshaciéndose en aplausos cuando ha terminado de hablar. No han sido los únicos del día: al finalizar el acto la presidenta ha salido a la Puerta del Sol y una multitud apostada sobre unas vallas la ha recibido entre vítores, aplausos y un mar de móviles en alto para captar el momento. "¡De aquí, a la Moncloa!", se ha oído gritar a un hombre entre la multitud. "¡Vente de cañas a Carabanchel", ha dicho otro, mientras una mujer, armada de confianza, decía "¡Isabel, una foto por aquí!". 

La presidenta ha estado unos 10 minutos en la plaza, donde a esa hora también había una concentración a favor de la autodeterminación del Sáhara Occidental. Algunos asistentes a la misma también se han acercado a vitorear a Díaz Ayuso, que se ha detenido un momento a hablar con una mujer saharaui.

De fucsia y con el pelo recogido

De vuelta a la Real Casa de Correos, la presidenta ha charlado con los periodistas, a los que ha confesado el orgullo que sentía por la presencia de sus compañeros de partido de otras comunidades, y por supuesto por la asistencia de su familia -especialmente de su ahijado Juan, de 17 años- y de algunos de  sus amigos más cercanos. 

Pasado el trámite de la investidura y la toma de posesión, la presidenta podrá celebrar y descansar a partes iguales durante lo que resta de fin de semana. El lunes, volverá la agenda política con la celebración del primer Consejo de Gobierno de su nuevo Ejecutivo, formado por nueve consejerías. Todos han estado presentes en el acto de Sol de este sábado. 

Una de las más buscadas ha sido Marta Rivera de la Cruz, la ex de Ciudadanos que vuelve a la gestión madrileña para hacerse cargo de la cartera de Cultura, Turismo y Deporte que dejó en marzo de 2019 tras la crisis de Gobierno. Concepción Dancausa y Carlos Izquierdo, que son los dos nombres nuevos del Gobierno, también han estado entre los más buscados del día, aunque por supuesto ningún protagonismo ha eclipsado el de la presidenta, que ha elegido un elegante vestido fucsia de la diseñadora Vicky Martín Berrocal y ha lucido el pelo recogido para el que seguramente ha sido segundo día más importante de su vida política. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento