La madre de Melyssa Pinto habla del trastorno alimentario que sufrió su hija: "Me dijo que quería morirse"

Nela, la madre de Melyssa Pinto, en 'Viernes Deluxe'.
Nela, la madre de Melyssa Pinto, en 'Viernes Deluxe'.
Mediaset

El Deluxe empezó este viernes una hora más tarde por el partido de la Eurocopa que emitió Telecinco. En el formato, Nela, la madre de Melyssa Pinto, dio una entrevista sobre la realidad que compartió su hija en El puente de las emociones de Supervivientes: que sufrió un trastorno alimentario.

Sobre todo, la portuguesa quiso dejar claro que no es una enfermedad de la que quienes la padecen se curen al completo, sino que se aprende a vivir con ella. Por ello, contó la madre que a día de hoy a veces le daba ansiedad el momento de comer, y que en el tratamiento de Pinto fue crucial que diera con un psiquiatra de 30 años pues, al ser tan joven, se entendió con la catalana y le hizo entender que, antes de nada, tenía que quererse a sí misma.

Y es que, según recordó Nela, Melyssa siempre había sentido que necesitaba tener novio y gustar a los hombres. De hecho, aseguró creer que el trastorno empezó por una pareja que dejó a Pinto por otra chica más delgada.

Por ello, se maquillaba mucho y buscaba llamar la atención. Otro factor que empeoró su autoestima fue tener acné. "Alguna vez, llorando, me decía que se quería morir por lo fea que se veía", contó Nela. 

Sobre el momento en el que se dio cuenta de que su hija tenía un problema, relató que fue cuando, a los 15 años, su tutor del instituto le avisó que, durante el almuerzo, cogía comida, pero no la comía; y que a la hora de desayunar solía apartarse de sus amigas.

A día de hoy, la joven se sigue viendo "gorda" y, en los peores años de su enfermedad, le recriminaba a su padre la genética corpulenta de su familia y cómo esto podría haberle afectado a ella.

"Ella no quería comer, entre los 14 y 15 años la empecé a vigilar, porque siempre iba al baño después de comer, y descubrí que vomitaba. Es un problema muy grave, algunas niñas se han llegado a quitar la vida. Todavía se pesa cada día, tiene un problema y lo controla, sabe que no puede bajar de 52 kg. Ahora se ha quitado la dependencia de los hombres y se quiere a sí misma", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento