Comunidad Valenciana

La EMT de València recupera viajeros, pero menos en los campus y de noche

  • La empresa municipal aumenta el número de usuarios con el fin de las restricciones, pero de forma desigual.
  • Las líneas que más crecen son la 99, que ya está al 87%, y la 28, 93, 27, 95, 12 y 64, todas con largos recorridos.
  • Las nocturnas están aún al 45% respecto a 2019, aunque su auge se acelera tras decaer el toque de queda.
  • El billete sencillo se dispara a bordo de los buses con la vuelta del pago en metálico y la llegada de turistas.
  • Llegir en valencià.
Un autobús de la EMT de València circula por el centro de la ciudad.
Un autobús de la EMT de València circula por el centro de la ciudad.
KIKE TABERNER

La recuperación del flujo de usuarios del transporte público sigue avanzando de forma lenta y sostenida, aunque algo más acelerada en los dos últimos meses. Es una tendencia que se ha detectado tanto en la red de Metrovalencia como en los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que actualmente se sitúa en un 65% de viajeros respecto a la situación anterior a la pandemia, aunque los incrementos son desiguales en función del tipo de línea: las nocturnas y las que van a las universidades y al estadio de Mestalla presentan peores indicadores, por las restricciones sanitarias que aún afectan a estos colectivos, mientras otras de largo recorrido o circulares, como la 99, 28 y 93, se colocan en niveles próximos a una situación de normalidad.

De hecho, según los datos de la compañía municipal a los que ha tenido acceso 20minutos, son 21 las líneas que se sitúan en el promedio del 65% o por encima de la demanda de 2019. Así, la semana del 7 al 13 de junio, la EMT registró 1,28 millones de validaciones, frente a las 934.919 contabilizadas la semana del 12 de abril.

Entre las más utilizadas destaca la L99 (que fue la más usada en 2019) y que actualmente se encuentra al 87%, con valores próximos a los del año 2019, seguida de la L28 (78,96%) y la L93 (75,56%). En el caso de la L99, a la elevada demanda de su extenso recorrido (del Palacio de Congresos a la playa de la Malvarrosa a través de Campanar, la ronda sur y Serrería) se ha unido la habilitación del vacunódromo en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un hecho que disparó su uso desde mediados de abril. Tal y como publicó este periódico, el número de validaciones en esta y otras cinco líneas (L15, L24, L25, L35 y L95) que paran en el entorno del recinto científico y cultural había aumentado un 79% a principios de mayo.

En el ranking de los trayectos que mejor se recuperan están también las líneas L27 (75,19% de viajeros respecto a la misma semana de 2019), la L95 (73,04%), la L12 (71,67%) y la L64 (71,2%). Estos itinerarios recorren gran parte de la ciudad y conectan barrios con centros hospitalarios y otros polos de atracción.

En cambio, las que más sufren son las líneas nocturnas, debido principalmente al toque de queda que ha imperado durante meses. No obstante, el fin de esta medida ha supuesto un crecimiento exponencial de usuarios en la red nocturna. Si en la semana del 12 de abril la más utilizada era la N4, con un 11% de viajeros respecto al escenario anterior a la Covid-19, en la semana del 7 de junio el porcentaje se ha elevado hasta el 57,3%. No obstante, el promedio general de estas líneas está en el entorno del 45%, unos 20 puntos por debajo del global de la EMT.

En cuando a la red diurna, destaca la caída en picado de la L13 (La Fonteta-C. Ciències-Porta de la Mar), la que peor registro presenta, ya que los 8.101 viajeros de la semana del 7 de junio apenas suponen el 32,61% de los que tuvo durante el mismo periodo de 2019. A más distancia, pero también por debajo de la media, figuran la L67 (46%), la L79 (47,78%) y la L30 (49,36%).

Serrano: "La demanda se recupera de manera constante y progresiva"

Según explica la directora gerente de la EMT de València, Marta Serrano, la demanda se está recuperando "de manera constante y progresiva" a medida que se van levantando las restricciones y avanza la vacunación de la población. "Hay que tener en cuenta que siempre tomamos como referencia y como objetivo 2019, un año con casi 97 millones de personas usuarias, una de las mejores cifras de los últimos años", subraya.

Además, la demanda del Bonobús supera actualmente el 70%, por encima del resto de títulos. "Se trata del billete más utilizado en toda la red, lo que muestra una fidelización del pasaje en la movilidad necesaria en la ciudad y su confianza en el servicio de transporte público", afirma Serrano, quien añade que el avance de la inmunización también está teniendo un impacto positivo en otros títulos como el Bono Oro y el Amb Tu, que están creciendo "de manera constante".

Por otro lado, con la vuelta del pago en metálico a bordo de los autobuses y la llegada de turistas, el uso del billete sencillo también está creciendo "notablemente" en la red de la EMT de València. "Hemos pasado de unas 3.000 validaciones diarias a principios de mayo a más de 11.000 el pasado martes 15 de junio, que incluyen los billetes ordinarios y los EMTicket", destaca la responsable de la EMT.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento