Suspenso para Francia e Italia, que recortan sus compromisos humanitarios con África

  • Peligra el compromiso de doblar antes de 2010 las ayudas.
  • Así lo han denunciado representantes de la ONG One.
  • Ambos países son culpables del 80% de este fracaso.
  • Italia ha destinado sólo el 3% de la ayuda prometida.
Un niño desnutrido en Sudán.
Un niño desnutrido en Sudán.
ARCHIVO

El recorte de la inversión en ayuda humanitaria decretado por Francia e Italia en el último año está poniendo en peligro la consecución del ambicioso compromiso anunciado hace cuatro años por el G-8 de doblar antes de 2010 el importe de las ayudas destinadas al continente africano.

Así lo han denunciado en Londres los representantes de la organización no gubernamental One, entre ellos el compositor irlandés Bob Geldof, consejero de esta ONG que busca concienciar a la comunidad internacional de la necesidad de reducir la pobreza en África, durante la presentación de su último informe.

En el acto, en el que estuvieron también el Premio Nobel de la Paz Desmond Tutu, y el fundador de Microsoft, Bill Gates, la ONG, advierte de que, a menos de un año de que expire el límite establecido por las ocho principales economías del mundo en la Conferencia de Gleneagles (Escocia) en 2005 para doblar las aportaciones humanitarias a África, los compromisos no se están cumpliendo.

El documento es tajante: Francia e Italia son culpables del 80% de este fracaso. Ambas naciones, según la ONG, han reducido el presupuesto destinado a ayuda humanitaria en sus últimas partidas presupuestarias y han rebajado los objetivos de inversión a corto y medio plazo, un hecho que, insiste "One", ha empañado la actuación del resto de países del G-8.

Pobre Italia. El estado de su economía es tan desastroso que se ven obligados a robar a los pobres
El Ejecutivo de
Silvio Berlusconi se lleva las peores críticas, ya que el informe revela que Italia ha destinado hasta el momento tan sólo un tres por ciento de la ayuda prometida y que planea, además, recortar la inversión en los próximos ejercicios.

"Pobre Italia. El estado de su economía es tan desastroso que se ven obligados a robar a los pobres, a atracar a los enfermos y a arrebatarle la educación a los jóvenes. Su Gobierno es un descrédito para la nación", consideró Gelfdof durante la presentación. Además de señalar a los peores de la clase, el informe alaba la política de

EEUU, Canadá y Japón, quienes, asegura, progresan adecuadamente hacia la consecución del objetivo previsto. Asimismo, reconoce también los esfuerzos realizados por el
Reino Unido y Alemania, que desplazó en 2008 a Francia como el país europeo que más ayuda destina a África.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento