Los quitamiedos ya protegen a los motoristas, pero hacen falta más

  • Se han instalado 5 kilómetros de barreras especiales en Vizcaya en 15 tramos.
  • Los moteros reclaman mejoras en 50 zonas.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO
Los quitamiedos, una guillotina para los motoristas.
Los quitamiedos, una guillotina para los motoristas.

Los motoristas vizcaínos empiezan a apreciar las mejoras llevadas a cabo en el último año en las carreteras del territorio, sobre todo en lo que se refiere a los guardarraíles.

Nuevos sistemas eliminan los pivotes en forma de hache y las aristas afiladas de los quitamiedos en más de 5 kilómetros lineales en una quincena de puntos peligrosos en las carreteras de Vizcaya.

Y este año se solucionarán otros ocho puntos negros para los motoristas. Sin embargo, aún faltan otros tantos puntos por solucionar en el territorio para evitar uno de los mayores problemas a los que se enfrentan día a día los motoristas.

Tras el convenio alcanzado el año pasado con las asociaciones de motoristas, la Diputación ha invertido ya 1,3 millones de euros en la colocación de estas nuevas barreras menos peligrosas, además de en la renovación del firme en varias carreteras.

«Nosotros planteamos mejoras en medio centenar de puntos peligrosos de las carreteras vizcaínas», señala un portavoz de la asociación de moteros Motozerrak, si bien reconoce que la Diputación ya está desarrollando estas mejoras.

Más asfalto

El estado de conservación de las carreteras es una polémica constante en boca de los conductores, tanto de motos como de turismos o camiones. El plan especial de carreteras iniciado el año pasado por el Departamento foral de Obras Públicas invertirá entre 2008 y 2009 casi 20 millones de euros en la mejora (reasfaltado, iluminación, rotondas, semáforos, guardarraíles...).

Ya se han solucionado los problemas en nueve zonas, y están en camino las obras hasta en 33 carreteras del territorio vizcaíno.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO

Mostrar comentarios

Códigos Descuento