EE UU investiga si uno de sus bombardeos mató a seis niños en Afganistán

  • EE UU atacó a un líder talibán que no murió.
  • El bombardeo estadounidense dejó 17 muertos.
  • La Policía afgana habla de seis niños muertos.
Soldados estadounidenses, durante un retén en la carretera Kabul-Jalalabad.
Soldados estadounidenses, durante un retén en la carretera Kabul-Jalalabad.
EFE

Estados Unidos investiga si se produjeron víctimas civiles en un bombardeo que dejó 17 muertos en la provincia central afgana de Ghowr cuyo objetivo era acabar con la vida de un dirigente talibán. Fuentes policiales afganas aseguran que al menos seis niños estarían entre los fallecidos.

La operación tuvo lugar el pasado martes en una remota zona del distrito de Shahrak, situado en la provincia de Ghowr. La versión de EE UU es que las tropas detectaron  al mulá Mustafá cuando salía de su refugio en un vehículo, hasta llegar a un área donde se reunió con muchos "supuestos insurgentes".

El mando militar dijo haberse asegurado de que no había civiles presentes antes de bombardear la zona y acabar con las vidas de 17 supuestos insurgentes, aunque ahora informa de que existen "informaciones no sustanciadas" sobre bajas de civiles.

"Aunque la revisión del espionaje y la vigilancia refuerza los apuntes iniciales de que todos los muertos en el bombardeo eran objetivos enemigos legítimos, las fuerzas de la Coalición trabajan con sus socios afganos para examinar los hechos", indicó la nota.

y El mando militar considera a Mustafá responsable de ataques en la principal carretera que recorre las áreas fronterizas de Ghowr con la colindante provincia de Herat, donde se halla desplegado parte del contingente español en Afganistán.

Según el mando militar de EE UU, Mustafá comanda una fuerza de 100 combatientes y mantiene supuestamente relaciones con miembros de la cúpula talibán y también, según la nota, con la Fuerza Quds, del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento