Garamendi matiza ahora su "bienvenida" a los indultos: "Normalizar es respetar la ley y hablar de lo que haya que hablar"

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, interviene en la inauguración de la segunda jornada de la XXXVI Reunión del Cercle d"Economia, a 17 de junio de 2021, en Barcelona, Cataluña, (España).
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, interviene en la inauguración de la segunda jornada de la XXXVI Reunión del Cercle d"Economia, a 17 de junio de 2021, en Barcelona, Cataluña, (España).
EP

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha querido matizar su posición respecto a los indultos, especificando ahora que su organización no se posiciona ni a favor ni en contra, pues considera que no les corresponde a ellos opinar al respecto. Garamendi vuelve así a una neutralidad muy distinta a la declarada esta misma mañana en una entrevista, cuando ha valorado positivamente la concesión de los indultos a los independentistas presos si estos hacen que "las cosas se normalicen". 

"La Constitución permite los indultos, pero eso no quiere decir que nosotros tengamos que opinar", ha aseverado durante la XXXVI Reunión Anual del Círculo de Economía en Barcelona, añadiendo que él no es político, sino representante de los empresarios.

El presidente de la CEOE ha querido aclarar sus palabras de esta mañana, especificando que para él la normalización significa "que se cumpla la Constitución, se actúe dentro del Estado de derecho, respetando ley y el Estatuto, y que se hable de lo que se tenga que hablar", y ha apuntado que la organización a la que representa defiende la unidad de España y quiere estabilidad política.

Asimismo, ha recordado el impacto negativo que el 1-O tuvo en Cataluña, pues "muchas empresas no se fueron porque les guste, sino porque no les quedó otro remedio", y que esa normalización de la que hablaba en la entrevista de este mismo jueves pasa por el retorno de estas empresas.

De esta forma, al preguntársele de nuevo si cree que los indultos serían un primer paso para esta normalidad, ha respondido: "No voy a contestar a esa pregunta, porque soy el presidente de las empresas españolas y no soy un político", y ha reiterado textualmente que el término 'normalización' significa que las empresas vuelvan a su seno.

"Hay empresarios que opinan que se tiene que hacer de una manera y otros de otra. La CEOE no tiene una opinión taxativa del tema", ha reiterado Garamendi, que también ha valorado como bueno el saludo este miércoles entre el Rey y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Sobre la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), ha asegurado que no creen que sea el momento de hablar de un incremento y cree que es momento de una consolidación del empleo, aunque ha señalado que se sentarán a debatirlo cuando les llamen a ello.

Rectifica la "bienvenida" a los indultos

Tan solo unas horas antes, Garamendi defendía durante una entrevista la facultad del Gobierno de conceder los indultos porque está dentro del estado de derecho, una medida que podría llegarla próxima semana, tal y como baraja el Gobierno según lo que indicó la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del martes.

La opinión del presidente de la CEOE llegaba horas después de que el Círculo de Economía catalán expresara su apoyo a los indultos a los dirigentes soberanistas en prisión y ha apelado al Govern que lidera Pere Aragonès a aprovechar la "oportunidad histórica" que se abre para iniciar una etapa de "concordia con España", para favorecer un "mañana en común".

En una entrevista en televisión, Garamendi, el líder de los empresarios españoles, ha criticado también que el presidente Pere Aragonés no haya participado de la cumbre España-Italia. Y ha exigido más moderación en el Congreso como bálsamo para relajar la situación, y contra la crispación. 

Garamendi aseguraba ver con "tristeza" el efecto que tuvo la convulsión política del 2017 en la economía catalana, y espera que no se repita. 

También se ha pronunciado este jueves sobre los indultos a los presos del procès la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño. La vicepresidenta económica ha insistido en que la "estabilidad y la confianza política" van de la mano. "Cuanta más estabilidad haya en el ámbito social y político, más probabilidades de tener un crecimiento económico sólido", ha afirmado. 

Los empresarios catalanes: "Los indultos no son vergonzosos"

También el vicepresidente del Cercle d'Economia, Jordi Gual, ha defendido este jueves los posibles indultos. Ante el líder del PP, Pablo Casado, ha afirmado que no deben ser vistos como "concesiones inaceptables ni vergonzosas", sino como el inicio del diálogo.

El expresidente de Caixabank se ha expresado en estos términos en el arranque de la segunda jornada de la XXXVI Reunión del Cercle d'Economia.

Antes de dar la palabra a Casado, protagonista de la primera conferencia del día, Gual ha sostenido que los eventuales indultos a los encausados por el referéndum ilegal del 1-O "es probable que no resuelvan el problema" de las relaciones entre Cataluña y el resto del Estado, pero "son un inicio del diálogo".

"Son parte de los gestos recíprocos que mencionaba ayer el presidente Faus (en alusión al presidente del Cercle, Javier Faus), que disminuyen el clima de confrontación, que moderan la tensión y acercan, ni que sea mínimamente, unas posiciones que hasta ahora han estado muy, muy alejadas", ha expuesto.

La alternativa, ha advertido, es la "cronificación del conflicto", que es "muy negativa para Cataluña y para España".

"No es una alternativa aceptable -ha continuado Gual ante Casado-, a pesar de que pueda ser electoralmente rentable a corto plazo para algunos partidos políticos con posiciones más intransigentes".

Por todos estos motivos, Gual ha reivindicado que los indultos no deben verse "como concesiones vergonzosas o inadmisibles ante una contraparte que es insaciable y que nunca quedará satisfecha".

Más allá de esta cuestión, el vicepresidente del Cercle d'Economia también ha aprovechado la presencia de Casado para reclamar a las fuerzas políticas que trabajen para alcanzar grandes pactos que permitan transformar la economía y las instituciones españolas para avanzar en la convergencia europea.

Casado: "No se puede aceptar un golpe a la legalidad"

Casado ha asegurado que "no se puede aceptar un golpe a la legalidad", en referencia a los indultos a los presos independentistas, y ha añadido textualmente que Cataluña no tiene un problema de democracia sino de cumplimiento de la ley.

Lo ha dicho en su intervención en la ponencia sobre 'Los retos de la economía española' en la XXXVI Reunión Anual del Círculo de Economía.

"No podemos aceptar que se hable de justicia como venganza, ni de una sentencia como castigo", ha afirmado Casado, que ha criticado que se concedan unos indultos sin arrepentimiento, y que se amenace con la reincidencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento