La tormenta causa estragos por la caída de granizo en Chantada y un reguero de incidencias por inundaciones en Ourense

La tormenta que azota a Galicia este miércoles ha dejado un reguero de incidencias en las provincias de Lugo y Ourense, especialmente por la abundante caída de granizo en puntos como Chantada o las intensas lluvias registradas en la ciudad de As Burgas.

El granizo complicó la circulación en el corredor hacia Escairón, concretamente en la zona de San Fiz, y provocó importantes estragos en los viñedos.

La Policía Local tuvo que cortar temporalmente el corredor que conecta Chantada con Monforte debido a la acumulación de hielo, que destrozó la práctica totalidad de las viñas de la zona. No obstante, la circulación se retomó a los 15 minutos.

Precisamente, el granizo se ha concentrado especialmente en el centro de la provincia de Lugo, con algunos puntos de pedrazo. De hecho, las lluvias destacaron especialmente en el municipio de Bóveda, donde se llegaron a acumular los 37,7 litros por metro cuadrado.

Sin embargo, los efectos de las precipitaciones más intensas se registraron en Ourense, con regueros de incidencias debido a las inundaciones de locales, garajes y bajos comerciales y vías anegadas por toda la ciudad, además de desprendimientos de rocas en algunas carreteras.

Las lluvias se notaron especialmente a partir de las 18,25 horas, con una acumulación de 23,6 litros por metro cuadrado, y las redes sociales se llenaron de vídeos e imágenes del casco antiguo de As Burgas completamente anegado.

Asimismo, la tormenta ha dejado al menos 2.268 rayos a lo largo de esta jornada, especialmente entre las 14.00 y las 18.00 joras, que cayeron sobre todo en el sur de la provincia de Lugo y el norte de Ourense.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento