> El Banco de España mejora su previsión de crecimiento, pero advierte de un aumento del déficit

El Banco de España mejora su previsión de crecimiento, pero advierte de un aumento del déficit

  • La institución estima que la economía española crecerá un 6,2% en 2021, dos décimas más que en su análisis de marzo.
  • Sin embargo, advierte de que el déficit público se eleva medio punto porcentual tras la prórroga de los ERTE.
Fachada del edificio del Banco de España situada en la confluencia del Paseo del Prado y la madrileña calle de Alcalá.
Fachada del edificio del Banco de España en Madrid
EDUARDO PARRRA / EP
Comparativa de previsiones del Banco de España.

El Banco de España ha revisado al alza sus previsiones de crecimiento de la economía española para los dos próximos años. La evolución positiva de la situación sanitaria junto a la mejora en los indicadores macroeconómicos de los países de la zona Euro ha llevado a este organismo a elevar dos décimas su estimación del crecimiento del PIB para 2021.

En su documento Proyecciones macroeconómicas de la economía española (2021-2023), la institución prevé que la economía española crezca un 6,2% este año -dos décimas más que lo que calculó en marzo- y un 5,8% en 2022 -cinco décimas más que lo estimado al cierre del primer trimestre-.

Si se cumplen estas previsiones, el PIB nacional volvería a niveles previos a la pandemia a finales de 2022 y no en 2023 como sugería el anterior análisis. Sin embargo, este último punto está sujeto todavía a una incertidumbre importante. "Puede ser perfectamente un trimestre antes o después", ha matizado Óscar Arce, director general de Economía y Estadística del Banco de España, durante la presentación de los resultados.

La institución calcula que el crecimiento se estabilizará en 2023, año que cerraría con una subida del PIB del 1,8% -una décima más de lo previsto el pasado marzo- tras dos años de rebote. 

"Vemos signos claros de aceleración en el corto plazo. A medio plazo vamos a proyectar una recuperación relativamente importante, aunque permanecen todavía elementos sobre los que tenemos bastante incertidumbre", ha subrayado Arce.

La economía comienza a despertar

Tras un primer trimestre "bastante débil", en estos dos últimos meses la economía española ha acelerado notablemente, apunta la institución, que proyecta un crecimiento del PIB este trimestre del 2,2% respecto al anterior.

La reactivación viene impulsada por varios factores, entre los que el Banco de España destaca "los avances en la vacunación, la menor incertidumbre, la recuperación de los mercados de exportación y el continuado impulso de las políticas económicas". La institución considera que el impacto de los fondos europeos NextGeneration EU, de los que España recibirá 140.000 millones de euros entre 2021 y 2026, será clave.

El despertar de la economía española comienza a observarse en aspectos como la reactivación del sector servicios, los incrementos en la movilidad laboral y de ocio y la mayor demanda de combustibles.  

Además, tras un largo estancamiento entre septiembre de 2020 y marzo de este año, el empleo comienza también a coger ritmo. Las afiliaciones a la seguridad social están cada vez más parejas a los niveles precrisis y el número de trabajadores en ERTE ha acentuado su bajada hasta los 542.142, según los datos de la Encuesta de Población Activa de mayo.

La confianza de las empresas también va al alza y cada vez son más las firmas que creen que podrán recuperar el nivel de facturación precrisis en 2022, según datos de la Encuesta del Banco de España sobre la actividad Empresarial (EBAE).

Incertidumbres

Pese a que el supervisor bancario aprecia una reducción significativa de la incertidumbre causada por la pandemia, también ha adaptado sus previsiones a un escenario adverso y otro favorable, como ya hiciera en análisis previos durante la pandemia. 

En la peor de las coyunturas, el PIB crecería un 4,6% este año -1,6 puntos menos de lo previsto en el escenario principal- y un 5,2% en 2022 -seis décimas menos-, mientras que si la situación avanza mejor de lo esperado, el crecimiento se elevaría al 6,8% en 2021 y hasta el 7% el año siguiente.

Las dudas a corto plazo vienen dadas por la todavía incierta evolución de la pandemia, especialmente por la posible aparición de nuevas variantes que pudieran provocar que se prolonguen las restricciones a los viajes, algo que afectaría a un sector clave para España como es el turismo.

A medio plazo preocupa cómo será la recuperación en los hogares y cómo estos utilizarán los ahorros acumulados durante la pandemia, algo que el Banco de España considera "un elemento de primer orden" para la recuperación.

La otra cara: déficit e inflación

La otra cara de la recuperación son los incrementos en el déficit público y en la inflación, que el supervisor bancario estima que crecerán por encima de lo previsto en el trimestre anterior. 

El déficit público ascenderá al 8,2% del PIB de este año, medio punto porcentual más que lo estimado en el análisis de marzo, a causa de la prórroga de los ERTE y la aprobación de medidas de apoyo a la solvencia empresarial. Pese al incremento, el organismo considera que estas medidas son necesarias. "Seguramente son medidas que en principio están bien dirigidas y van a evitar un mayor daño en la economía tanto a corto como a medio plazo", ha apuntado el director general de Economía y Estadística del organismo.

En lo que respecta a la inflación, se prevé que alcance un 1,9% en 2021, medio punto más de lo estimado hace tres meses, aunque el Banco de España considera que el incremento no se prolongará en el tiempo. "Hay buenas razones para pensar que este brote de inflación obedece fundamentalmente a factores más bien coyunturales, de naturaleza temporal como el efecto escalón estadístico tras la fuerte caída de la pandemia", sostiene Óscar Arce.

El turismo no se recuperará hasta 2023

Finalmente, el Banco de España estima que los flujos de turistas extranjeros no se recuperarán al menos hasta 2022, por lo que la normalización en el sector llegará el año siguiente. El organismo prevé que puede ser factible alcanzar el 50% de los niveles prepandemia este verano, aunque "no será ni mucho menos un verano de normalidad en cuanto a visitantes y gasto de visitantes se refiere". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento