¿Por qué no debes compartir en tus grupos tu certificado de vacunación?

Así es el certificado de vacunación digital en Alemania.
Así es el certificado de vacunación digital en Alemania.
EFE / EPA / SOEREN STACHE

Recibir la inmunidad contra el coronavirus después de ser vacunado supone un alivio y una gran alegría para todos. La aceleración de la campaña de vacunación en España está permitiendo que cada día más ciudadanos reciban la ansiada inoculación. 

Esto provoca que cada vez más personas quieran hacer partícipes a los demás de su dicha. Y para ese fin, las redes sociales y los grupos de WhatsApp se han convertido en una herramienta fundamental. 

De esta forma, cientos de personas vacunadas envían fotografías de su Certificado Digital Covid que acredita que se ha inmunizado. Lo que desconocen es que con ese gesto inocente están haciendo públicos sus datos personales y facilitando el fraude y el robo de tu identidad.

"La publicación de fotografías del certificado de vacunación puede parecer una forma de celebrar un hito importante para acercarse al final de las difíciles experiencias del año pasado en la pandemia", ha asegurado Christopher Budd, gerente senior de comunicaciones de amenazas globales de Avast, uno de los antivirus más reconocidos en el mundo.

"También puede parecer una buena manera de alentar a otras personas que podrían ser 'negativas a la vacuna' o indecisas. Pero tomar una foto de tu certificado real y publicarlo no es la mejor manera de lograr estas cosas y puede aumentar los riesgos en torno al robo de identidad", ha explicado. 

Robo de identidad y de información sanitaria

Según Budd, con el nombre y la fecha de nacimiento ya se tienen datos "potencialmente suficientes para que alguien intente iniciar un intento de robo de identidad en nuestra contra, especialmente si pueden combinarlo con otra información personal que pueda estar disponible públicamente a través de registros públicos o redes sociales".

Además, la información específica sobre la vacuna, la fecha de vacunación y quién la administró podría permitir a alguien el acceso a la información sanitaria de la persona que ha compartido sus certificado con una simple llamada telefónica. 

El Certificado Digital Covid, mediante un código QR, acredita a aquellos que ya están vacunados o que no suponen ningún riesgo. Dentro del segundo grupo, se encuentran las personas que han superado el virus en los últimos 6 meses o que han dado negativo con una PCR en las últimas 72 horas, o con un test de antígenos en las últimas 48 horas.

Crear un perfil falso para estafar, calumniar...

La suplantación de identidad consiste en hacerse pasar por otra persona generalmente para cometer algún tipo de delito. El ejemplo más típico de suplantación es crear un perfil falso en las redes sociales para poder comunicarse con otras personas haciéndose pasar por ella. 

Se trata de una actividad ilícita en la que un delincuente se hace pasar por otra persona. Falsedad, estafa o delitos contra la imagen, como injurias y calumnias, son los delitos más comunes en una suplantación de identidad. 

Otras prácticas delictivas asociadas a la usurpación de los datos personales son la estafa telefónica, el uso fraudulento de tarjetas de crédito o la contratación de servicios de telecomunicaciones, entre otros.

En caso de tener la certeza de que alguien ha suplantado nuestra identidad en redes sociales, hay que comunicar el caso a la página y exigir su cancelación. Si nuestra identidad se ha usado para hacer algún delito, es necesario denunciar a la Policía Nacional o la Guardia Civil.

Nuestro ordenamiento jurídico castiga la suplantación de identidad en el artículo 401 del Código Penal con una pena de prisión de seis meses a tres años. La acción descrita en el tipo penal es la de usurpar el estado civil de otro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento