Díaz no optará a seguir como secretaria general y promete "currar como una más" para recuperar la Junta

Susana Díaz da explicaciones tras perder las primarias del PSOE andaluz.
Susana Díaz da explicaciones tras perder las primarias del PSOE andaluz.
RAÚL CARO / EFE
La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha anunciado que va a dar "un paso al lado" sin dimitir de su liderazgo en la federación andaluza, y que no va a optar por revalidar en dicho cargo en el próximo Congreso regional que el PSOE-A tiene previsto celebrar este año.
Europa Press

Susana Díaz anunció este domingo, tras su derrota frente a Juan Espadas en las primarias para elegir al candidato en las próximas elecciones autonómicas, que da "un paso al lado" y no optará a seguir siendo secretaria general del PSOE en Andalucía, y prometió "currar como una más" para recuperar la Junta.

Susana Díaz compareció ante los medios de comunicación en la sede del PSOE de Andalucía en Sevilla, desde donde antes se habían comunicado los resultados y la victoria de Espadas en esas primarias.

Sus primeras palabras fueron para agradecer el trabajo de la militancia y para felicitar al vencedor, al que, según explicó después, había telefoneado antes de atender a los medios para trasladarle personalmente la enhorabuena y ponerse "a su disposición".

Recordó que su mensaje durante la campaña era que "ganara quien ganase, ganaba el PSOE", y ahora toca estar "todos al lado de Juan Espadas" para que esta victoria en las primarias sea "la antesala" de la recuperación de la Junta de Andalucía. Él sabe, dijo, que contará "con mi apoyo siempre" para tener un partido "unido" en el que "todos rememos a una" con ese objetivo. "Hecho una piña, no hay quien pare al PSOE de Andalucía", sentenció.

A partir de ahora, explicó, le toca a él marcar las líneas políticas del PSOE de Andalucía y ella dará "un paso al lado" y no se presentará en el Congreso regional ya convocado para optar a la Secretaría General, al entender que le corresponde a él "tomar las riendas" del partido.

Precisó, no obstante, que con ese Congreso regional convocado en apenas unas semanas no ve "ningún motivo" para abandonar la Secretaría General antes de esa fecha, y prefiere iniciar un "periodo transitorio" en el que Espadas llevará el peso de la estrategia del partido.

Aunque siempre se busca ganar, Díaz se mostró convencida de que han hecho "un campañón" en el que ha recibido muchísimo cariño a pesar de que "no tenía nada que ofrecer" y aparentemente lo tenía "todo en contra", y eso "no tiene precio". El partido no sale dividido, insistió, "porque la primera que va a arrimar el hombro soy yo", y "como una más curraré" para el PSOE de Andalucía.

Reiteró su "generosidad absoluta" para con el partido y su compromiso de hacer "lo que él desee hacer", en referencia a Espadas. "Donde quiera saber mi opinión, yo se la daré", precisó, y donde no "respetaré" sus decisiones. "Donde crean que soy útil, ayudaré, y donde crea que no sirvo, no estorbaré", concluyó, dejando claro, eso sí, que nunca se jubilará de ser socialista, porque es "mi manera de vivir y de estar en el mundo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento