Denuncian tres casos de acoso escolar en el colegio de Barcelona donde se suicidó una menor

Unos niños juegan al balón en el recreo del colegio.
Unos niños juegan al balón en el recreo del colegio.
ARCHIVO
Unos niños juegan al balón en el recreo del colegio.

"Mi hija está en tratamiento psicológico desde hace tres años", ha contado Carmen. Ella, junto a los padres de otros dos alumnos, acudió a la asociación No al Acoso Escolar (NACE) para denunciar malos tratos a sus hijos en el colegio Jesús, María y José de Barcelona, también conocido como la escuela Pare Manyanet de Sant Andreu. Lo ha revelado este viernes la entidad, después de que los Mossos d'Esquadra y la Conselleria de Educación informaran este jueves de que investigan el suicidio hace un mes por supuesto acoso escolar de una niña de 15 años que era alumna de este centro.

Acerca de esta joven, la presidenta de NACE, Carmen Cabestany, ha contado que según les han comunicado fuentes del colegio, antes de quitarse la vida recibió un correo electrónico procedente del alumnado con el asunto 'muerte' y el contenido 'muérete'.

"Presuntamente, por lo que nos refieren los padres, este centro no actúa con celeridad y contundencia y se normaliza el maltrato. Hay profesores que miran hacia otro lado. Algo está fallando. No hay tolerancia cero", ha denunciado Cabestany. También ha contado que cuando padres de víctimas de acoso escolar se quejan a la escuela, les tildan de "exagerados y sobreprotectores".

Carmen, la madre de la niña que está en tratamiento psicológico, ha explicado que el acoso a su hija empezó cuando tenía tres años y que ahora que tiene 10 "se ha apaciguado" después de presionar durante mucho tiempo a la escuela con la ayuda de NACE, la Síndica de Greuges de Barcelona y el Consorcio de Educación de Barcelona, pero "no ha parado".

La madre, sin embargo, no ha llevado a la menor a otro colegio porque tiene en el Pare Manyanet "cuatro amigos" y "no quiere". "Antes era muy sociable y hablaba con todo el mundo y ahora solo tiene cuatro amigos y no quiere conocer a gente nueva", ha lamentado.

Carmen ha asegurado que el colegio "niega sistemáticamente" los casos de acoso y que la "culpa" la tiene, sobre todo, "la dirección, que es la que ordena, manda y decide" y que no quiere que se manche el "buen nombre" de la escuela. "Los padres de los niños también tienen mucho que ver", ha señalado, y ha contado que una vez tuvo que denunciar ante los Mossos d'Esquadra a la madre de un niño que había tratado mal a su hija. "Intenté hablar con ella y me amenazó, me insultó y me dijo que era una mala persona", ha señalado.

Su hija, ha afirmado Carmen, ha sufrido todo tipo de vejaciones por parte de distintos compañeros. Ha contado que ha recibido "golpes" e "insultos", que le tocaron la vagina, que le dieron una "paliza en la espalda con una flauta", que "le pusieron una bolsa en la cabeza para intentar ahogarla" y que "le quitaban el almuerzo". "Una vez dijo que se quería morir y no quería ir al cole", ha asegurado.

Ahora la niña está más "vigilada" y "cuando va a gimnasia la acompaña una profesora", pero sigue requiriendo tratamiento psicológico y se tiene que medicar por "ansiedad".

Carmen ha asegurado que el colegio no dispone de profesores preparados para niños violentos y que hay varias víctimas de acoso escolar en el centro además de su hija.

Por su parte, Cabestany ha hablado también de una niña "con una leve discapacidad" a quien llamaban "retrasada", "pisoteaban su silla" y le "tiraban el equipo de gimnasia" y ha dicho que los tres casos que han atendido de alumnos del Pare Manyanet los han conocido en los últimos tres años.

La Síndica investigó dos casos

La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, también ha contado este viernes a 'betevé' que tiene constancia de dos casos de acoso en la misma escuela en 2019. Dos familias denunciaron la situación de sus hijos y Vilà abrió una investigación de oficio y lo trasladó al Consorcio de Educación. Este comunicó que se activaron los protocolos previstos ante el 'bullying', que el Equipo de Atención Psicopedagógica de Sant Andreu (EAP) hizo seguimiento y que los dos alumnos estaban haciendo tutorías con los profesores. Una de las familias acabó cambiando a su hijo de escuela.

Denuncia de un usuario de Twitter

Un usuario de Twitter, David Vidal Castell, que ha sacado a su hijo del centro, asegura que el niño también sufrió 'bullying' en esta escuela, "incluso de los profesores", y que el coordinador "se burlaba en clase".

Según Vidal, los padres de la chica que se suicidó, de 15 años, se han quejado de que este colegio ya ha hecho marcharse a muchos alumnos por no ser atendidos "por unos protocolos incompatibles con la protección y los derechos de los menores".

El centro asegura que desconocía el caso de la niña que se suicidó

El responsable de la unidad de cumplimiento normativo y portavoz del centro educativo, Antonio Ruiz, aseguró el jueves que en el colegio "no consta ninguna incidencia ni ninguna acción vía tutoría, ni hay queja formal por parte de la familia". "La noticia del suicidio, que nos ha llegado esta misma mañana, nos ha dejado totalmente sorprendidos", apuntó.

Según el portavoz, el director del colegio le ha trasladado que el único incidente que se conoce es una queja de la madre de la niña a un profesor de la que no hay constancia escrita.

De momento, la unidad de cumplimiento normativo del centro ha abierto un expediente informativo sobre el caso y está recabando toda la información posible a partir de los testimonios de los profesores, indicó el portavoz.

El Síndic pide investigar

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, pidió este jueves permiso a la familia para investigar el tema, tras haber tenido conocimiento de él a partir de las redes sociales.

Ribó, que rehusó ofrecer más detalles para mantener la confidencialidad mientras se investiga, recordó que el mismo centro educativo fue objeto de investigación por otros casos anteriores. "No quedamos nada satisfechos de las respuestas que nos dieron", dijo.

Apartado un informático que denunció a un cura

Se da la circunstancia de que en abril se hizo público que el colegio apartó a un informático que denunció a los Mossos que un cura tenía archivos pedófilos. Los agentes detuvieron al religioso y el caso se deribó a un juzgado barcelonés.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento