Expertos de la UdG siguen cormoranes por GPS para conocer cómo se desplazan y qué comen

Un proyecto de investigación coordinado por la Universitat de Girona (UdG) ha marcado 25 cormoranes con dispositivos GPS y sensores de profundidad para conocer más detalles sobre cómo se desplazan y qué comen estas aves que habitan en el litoral catalán y balear.

El proyecto Desmares, que finaliza este miércoles 9 de junio, ha sido realizado junto con tres socios académicos, el Instituto de Ciencias del Mar (CSIC), BirdLife y el Consejo Insular de Menorca, según ha informado la UdG en un comunicado.

Los investigadores han recogido datos a lo largo de los 30.000 kilómetros que han recorrido los cormoranes estudiados entre el Maresme (Barcelona) y la Costa Brava (Girona) y hasta las Baleares, y han detectado inmersiones repetitivas de entre 40 y 52 metros.

En cuanto a la dieta, el equipo de biólogos ha analizado 1.500 muestras (egagrópilas) que permiten conocer qué comen estas aves y, a la vez, saber qué especies hay en la costa, detectando que se alimentan de peces como sonso, congrio balear, arañas y espáridos.

"Este dato es interesante porque se puede cruzar con las especies que llegan a la lonja", ha explicado el investigador Carles Tobella, que junto con los biólogos Josep Maria Bas y Margarita Casadevall ha formado parte del equipo participante aportado por la UdG.

CAPTURAS ACCIDENTALES

El trabajo también advierte de las "capturas accidentales" de cormoranes y otras aves, ante lo cual la UdG ha indicado que se ha iniciado una segunda fase del proyecto que buscará soluciones con el sector pesquero.

"El objetivo es conseguir, de manera conjunta, una pesca artesanal más sostenible", ha dicho Tobella, que ha destacado los pescadores -a los que han encuestado- se manifiestan muy comprometidos con el medio marino y con la reducción de capturas accidentales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento