Recogidos en menos de 5 minutos para ir estupendas incluso cuando tenemos prisa

Los 'updo' son perfectos para cuando no tenemos tiempo.
Los 'updo' son perfectos para cuando no nos da la vida.
SALON BLUE BY RAQUEL SAIZ

Verse bien no siempre es cuestión de tiempo, en ocasiones es tener a mano recursos para darle la vuelta a melenas rebeldes o que no pasan por su mejor momento. Estos recogidos fáciles de hacer son capaces de alegrarnos el día, incluso cuando no nos da la vida.

Moño bailarina, un clásico de tendencia

El moño de bailarina es un clásico atemporal que, además de muy favorecedor, nos puede sacar de algún apuro, sobre todo cuando el pelo no luce en su mejor día. 

“Los moños de bailarina nos sirven para multitud de ocasiones, desde las más formales a las menos y es muy fácil de hacer. Separa los laterales de la melena marcando una raya detrás de la oreja y recoge la parte de atrás en una coleta baja. Luego pasa cada uno de los laterales alrededor de esa coleta haciendo un nudo y anudando cada parte de nuevo. Recoge la coleta que queda girándola y escondiendo las puntas y sujétala con unas horquillas de moño. Al final rocía la cabeza con laca o spray de brillo para fijar y que se vea más brillante”, indica M.ª José Llata, de Peluquería Llata Carrera.

Coleta con burbujas

¿Cómo disimular un pelo encrespado y además con un recogido de tendencia? Con una coleta con burbujas. “Las coletas con burbujas son fáciles de hacer, existen diferentes versiones, algunas más complejas, pero las más sencillas también se pueden hacer en casa. Hazte una coleta baja o alta, como prefieras, y en el nudo puedes colocar un lazo o un elástico sin más. Haz más coletas en la cola y agarrando la goma tira hacia arriba y abre con las manos el pelo para que sea más redonda. Si tienes tiempo, para texturizar mejor el pelo, antes de hacer las burbujas, carda suavemente la coleta hacia arriba con un peine”, explica Manuel Mon, de Manuel Mon Estilistas.

Semirrecogido con coleta con un toque

Un recogido sencillo no tiene por qué ser menos especial. Los detalles son pequeños guiños que los transforman. “Para hacer este sencillo recogido es preferible tener el pelo liso para que destaque el detalle que vamos a hacer. Recoge los laterales en una coleta y péinala hacia atrás. Divide la coleta en res secciones como si hicieras una trenza y haz un nudo. Puedes esconder las puntas debajo del recogido y sujetarlas con unas horquillas”, señala Raquel Saiz, de Salón Blue by Raquel Saiz.

Dos moños con o sin efecto 'messy'

Los dos moños han regresado y son siempre frescos y desenvueltos. Los podemos llevar bien altos o bien bajos en la parte de atrás. “Los dos moños son un recurso sencillo y muy de tendencia para recogernos rápidamente el pelo. Si les queremos dar un toque más boho, recomiendo hacerlos bajos y darles un ligero toque deshecho, así como dejar unos mechones en la parte delantera. Este recogido es ideal para melenas cortas o medianas”, asegura Rafael Bueno, de Rafael Bueno Peluqueros.

Coleta con textura

Una coleta baja se transforma si cambiamos la textura y la convertimos en un recogido diferente. “Con la raya en medio, con la raya a un lado o sin raya se pueden trabajar las texturas y conseguir resultados sorprendentes. Con la raya marcada y un ligero efecto húmedo conseguiremos sofisticación. Si lo que buscamos es algo más desenfadado, podemos recogerla creando volumen en la parte de la coronilla cardando un poco el pelo y volviendo a peinar. Si tenemos el pelo rizado, un recogido tirante con una coleta rizada con volumen es espectacular”, afirma Charo García, de Ilitia Beauty & Science.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento