Vecinos impiden en dos ocasiones que la grúa se lleve un vehículo aparcado

  • El coche estaba estacionado en línea amarilla, en Zurbaran.
  • La raya se puso de forma temporal por unas obras.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO
Un vecino habla con un agente.
Un vecino habla con un agente.
R. B.

Se enfrentaron a la Policía Municipal y a la grúa ante lo que consideraban una "injusticia".

Varios vecinos de Zurbaran impidieron ayer, hasta en dos ocasiones, que la grúa municipal se llevara un coche aparcado tras una línea amarilla, pero que, según su testimonio, ha quedado "obsoleta" y ya no tiene "ningún valor".

La raya en cuestión se pintó, dicen los residentes, en la calle Doctor Alberca para colocar unos contenedores de manera temporal, durante unas obras.

Finalizados estos trabajos y devueltos los contenedores a su lugar original, la raya amarilla quedó pintada en el lugar.

Pero la Guardia urbana, que trasladó a la calle hasta cuatro agentes al mismo tiempo, quiso actuar conforme a la ley de tráfico.

Los vecinos, sin embargo, lograron persuadir, primero, al conductor de la grúa que acudió a retirar el vehículo.

Después, los agentes fueron a la calle y volvieron a solicitar la grúa, pero los residentes, una vez más, consiguieron convencerles.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BILBAO

Mostrar comentarios

Códigos Descuento