El origen de la salsa César: ¿Dónde se inventó?

Ensalada César
Ensalada César
J Doll / WIKIMEDIA COMMONS

La ensalada César, caracterizada entre otras cosas por la famosa salsa del mismo nombre, es uno de esos platos tan globalizados que ya es posible encontrarlo en casi cualquier parte del mundo. Sin embargo, la curiosa historia de su origen es poco conocida, e incluso la localización de su verdadera cuna sigue sorprendiendo a muchos hoy en día.

Vamos a explorar el nacimiento de este plato y de la deliciosa salsa que lo acompaña, en un relato en el que se mezcla la migración, la Ley Seca y los aviadores del ejército estadounidense.

Estadounidense, italiana... o mexicana

Hablar de la salsa César es hablar de la ensalada homónima. De hecho, en el fondo, el condimento no es otra cosa que el aliño embotellado de este plato.

Y para remontarnos al nacimiento del plato, es preciso viajar nada menos que a Tijuana, en México, y al año 1924. Allí, dos hermanos italianos emigrados a Estados Unidos, Alessandro y Cesare Cardini, habían abierto hacía poco el Hotel Caesar's, buscando una forma de sortear la Ley Seca que se encontraba en aplicación en todo Estados Unidos (incluyendo California, donde vivían los Cardini).

El caso es que, estando tan cerca de la frontera, el Caesar's empezó a cosechar un gran éxito entre los turistas californianos que cruzaban a México en busca de la diversión y la bebida que les estaba siendo negada en su hogar. Y el 4 de julio de ese año, fecha en la que se celebra el Día de la Independencia en estados Unidos, muchos acudieron allí a festejar.

Con la despensa casi vacía y el flujo de comensales aumentando, Cesare Cardini tuvo que tirar de imaginación e improvisó una ensalada, al parecer inspirada en una receta que su madre preparaba en su Italia natal. Básicamente, los ingredientes consistían en hojas de lechuga enteras, cebolla, pan, queso parmesano, huevo crudo, salsa Worcestershire, aceite de oliva italiano y sal.

Porque efectivamente, en su primera encarnación la ensalada César no contenía ni anchoas ni pechuga de pollo. Las primeras fueron un añadido del hermano de Cesare, Alessandro, según cuentan sus descendientes un día que debía dar de comer a un grupo de aviadores de la base militar de Rockwell en San Diego (California). La razón de su inclusión sería que Alessandro consideró que iban bien con la salsa Worcestershire (que de hecho lleva anchoas y tiene un ligero sabor a ellas. Por su parte, el pollo no se añadió hasta los años 40, cuando comenzó a popularizarse por todo Estados Unidos.

De ensalada a salsa

En 1948, Cesare Cardini se afincó definitivamente en los Estados Unidos y patentó el aliño de su famosa ensalada, ya tremendamente popular. Hasta ese momento, se había venido preparando delante del comensal; pero la patente permitió que se comenzase a manufacturar a gran escala, reconvertida en una salsa industrial.

Varios de los gigantes estadounidenses de la alimentación, como Heinz, se subieron al tren y empezaron a vender la salsa embotellada, lo que contribuyó aún más a su popularidad y, con la exportación del producto llegó a todos los rincones del mundo. Anecdóticamente, no obstante, se atribuye un cierto papel en su popularización en Europa a Wallis Simpson, esposa del duque de Windsor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento