"Queremos demostrar a la gente que se puede combatir la pobreza desde la política"

El candidato europeo del Partito por Un Mundo Más Justo, Ramiro Viñuales, en la pegada de carteles que hizo en la valla de Ceuta.
El candidato europeo del Partito por Un Mundo Más Justo, Ramiro Viñuales, en la pegada de carteles que hizo en la valla de Ceuta.
PUM+J

Erradicar la pobreza mundial es un objetivo posible si tenemos en cuenta que la UE destina 900 dólares al año a subsidiar una vaca europea mientras que a cada habitante del África subsahariana sólo le envía 8 dólares de ayuda.

A Europa le preocupa cien veces más sus vacas que las personas

Éste es el sencillo razonamiento de Antonio Sieira, coordinador general del Partido por un Mundo Más Justo (PUM+J), una pequeña formación nacida en el 2004 con el simple objetivo de "luchar contra la pobreza desde la política" y que pretende convertir en europarlamentario a su candidato Ramiro Viñuales.

Sieira recuerda que en el año 2000 nada menos que 181 presidentes y jefes de Estado de todo el mundo acordaron alcanzar los objetivos de desarrollo marcados para 2015 por la ONU, pero que "a día de hoy ya sabemos que no se van a cumplir.

El motivo, para los miembros del PUM+J, es "la falta de voluntad política. A Europa le preocupa cien veces más sus vacas que las personas".

Para revertir esta situación, aclara Sieira, "nuestro partido ha plasmado en los 15 puntos de su programa electoral estos objetivos que el mundo desarrollado parece no querer cumplir".

Un cambio de mentalidad

Empezar a cambiar la mentalidad de la gente no les resultará sencillo a este "grupo de ciudadanos normales" que,  con un presupuesto electoral de 5.000 euros, necesitará 250.000 votos este domingo para conseguir un eurodiputado.

Sin embargo, recuerda apostilla Sieira, "sólo es el doble de los votos que conseguimos en las pasadas elecciones al Senado, donde conseguimos más de 126.000".

Queremos recuperar el valor de la política, el del servicio al ciudadano

Y es que el PUM+J considera que el momento para llegar a Europa es propicio, gracias al desencanto de los ciudadanos con la política y al crecimiento experimentado por los movimientos sociales.

Además, "resolver este problema nos beneficiaría a todos, ya que la pobreza es el germen del integrismo o de la destrucción del medio ambiente", según Sieira.

Si consiguen su escaño, este joven partido, "en el que no queremos vivir de la política", promete donar parte del sueldo y del presupuesto asignado al gabinete de su eurodiputado a luchar contra la pobreza.

"Queremos recuperar el valor de la política, el del servicio al ciudadano", concluye Sieira.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento