Laura Ponte
Laura Ponte y Beltrán Gómez-Acebo se casaron en 2004 tras seis años de noviazgo. 20 minutos

El matrimonio entre la modelo gallega Laura Ponte y el cuarto hijo de la Infanta Pilar, Beltrán Gómez-Acebo, parece que ha hecho aguas. Desde que se casaron, en septiembre de 2004, los rumores sobre las supuestas desavenencias han venido persiguiendo a la pareja, padres de dos hijos: Luis, de cuatro años, y Laura, de tres.

Ésta es la segunda separación que afecta a un miembro de la Familia Real (Beltrán es sobrino del Rey ) después del "cese temporal de la convivencia" de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar.

Aunque hace poco más de dos semanas la pareja acudió junta al Masters Series de Tenis de Madrid -Laura había decorado el interior del stand de Lexus- y se les vio relajados en compañía de la hermana de él y su familia, parece que Beltrán y la modelo no han podido remontar la crisis que los envuelve desde el pasado mes de febrero.

La modelo ha vuelto a vivir a su piso de soltera en el centro de Madrid

De hecho, la propia Laura confirmaba entonces a sus más íntimos que no estaban pasando su "mejor momento", si bien posteriormente negó que se fuera a divorciar.

La maniquí, que ha vuelto a vivir a su piso de soltera en el centro de Madrid, ha reconocido en alguna ocasión que Beltrán y ella son "muy distintos", aunque también ha defendido que llevaban juntos muchos años.

De momento, el silencio es el protagonista de la pareja. Ella ahora está desaparecida y no se pronuncia, algo que da mucho que pensar puesto que en ocasiones anteriores se ha apresurado a desmentir cualquier noticia de separación.

Laura y Beltrán, que durante un tiempo vivieron en casa de la madre de él, podrían repartirse el uso de la casa familiar, en la urbanización Puerta de Hierro de Madrid, buscando la estabilidad de sus hijos.