Un juzgado de Logroño pide investigar por "terrorismo" al líder del Polisario, Brahim Ghali, y su número dos Salem Lebsir

El líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, recibe la visita del presidente argelino, Abdelmayid Tebune (i), y del jefe del Ejército argelino, el general Said Chengriha (c), en un hospital militar de Argel.
Ghali recibe la visita del presidente argelino en un hospital militar de Argel.
EFE / Presidencia de la República de Argelia

El juzgado de Instrucción número 2 de Logroño ha imputado al líder y al segundo de a bordo del Frente Polisario por un delito de "terrorismo", del que también se acusa al líder del grupo Brahim Ghali, según un auto fechado el 2 de junio y al que ha tenido acceso 20minutos. De hecho, Ghali estuvo ingresado en un hospital de la capital riojana aquejado de coronavirus. Había entrado en España bajo una identidad falsa y el Gobierno de Sánchez defendió su acogida por "razones humanitarias".

Junto a Ghali ha sido Salem Sid Brahim Lebsir, alias "Salem Lebsir", imputado con los mismos cargos. Lebsir ostenta el cargo de ministro de Urbanismo y de los asentamientos en los territorios “liberados” de la llamada Republica Saharaui Árabe Democrática. El número dos del Polisario tiene la nacionalidad española desde 1989, fue agente de Policía y es pensionista en España.

¿Le parece bien la forma de salir de España de Brahim Ghali?

Precisamente la pasada semana fue Ghali el que declaró en Madrid ante la Audiencia Nacional por cargos similares y el juez decidió dejarle en libertad y no retener su pasaporte con la condición de que estuviera a disposición de la Justicia española. Ese mismo día volvió a Argelia, donde permanece todavía hospitalizado.

La figura de Ghali ha provocado la mayor crisis diplomática entre España y Marruecos de la historia reciente. La entrada en España del líder del Polisario terminó por erosionar las relaciones con el país vecino, aunque Exteriores en todo momento restó importancia. A ese conflicto Marruecos ha añadido este lunes un capítulo más suspendiendo el paso del Estrecho, que impedirá que en verano los ciudadanos marroquíes residentes en nuestro país crucen hacia África para ver a sus familias, como hacen tradicionalmente en la época estival.

Tras el caso Ghali y empujado por el reconocimiento de EEUU de la soberanía marroquí sobre el Sáhara, Marruecos ha incrementado la presión sobre España, 'liberando' la llegada masiva de más de 7.000 inmigrantes irregulares a Ceuta, muchos de ellos niños y en contra de la voluntad de sus familias.

El juzgado de Logroño, en su apertura de diligencias, ha dado traslado del procedimiento al Ministerio Fiscal "a fin de que informe sobre la posible inhibición de la causa a la Audiencia Nacional".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento