París celebra una ceremonia de homenaje para las víctimas del avión siniestrado

  • Se colocó una vela encendida por cada una de las víctimas.
  • La ceremonia, que tuvo lugar en la catedral de Notre Dame, se desarrolló en francés, portugués y latín.
  • El presidente Sarkozy llegó acompañado de su mujer, Carla Bruni.
  • FOTOGALERÍA: Nervios y espera | La desaparición, hora a hora.
Llegada del presidente Sarkozy acompañado de Carla Bruni a la catedral de Notre Dame.
Llegada del presidente Sarkozy acompañado de Carla Bruni a la catedral de Notre Dame.
REUTERS

La catedral de Notre Dame de París es el escenario este miércoles de una ceremonia religiosa organizada para las víctimas del avión de Air France que desapareció en el Atlántico el pasado lunes. Entre los invitados se encuentra el presidente francés, Nicolas Sarkozy, quien llegó a la plaza de la catedral pasadas las 16.00 h acompañado de su esposa, Carla Bruni.

Allí se congregaban los miembros del Gobierno y otras personalidades políticas, el ex jefe de Estado galo Jacques Chirac, compañeros de la tripulación de la aerolínea y familiares de los pasajeros.

La ceremonia, que se desarrolló en francés, portugués y latín, fue oficiada conjuntamente por el cardenal André Vingt-Trois, arzobispo de París; Haïm Korsia, Gran Rabino; Mohamed Moussaoui, presidente del Consejo francés de culto musulmán; Emmanuel, presidente de la Asamblea de obispos ortodoxos de Francia y el pastor Claude Baty.

El recuerdo a los desaparecidos, en una celebración interconfesional, comenzó con un mensaje del papa Benedicto XVI, quien expresó sus condolencias por lo sucedido.

Una vela por cada víctima

El coro de la aerolínea, organizadora del homenaje, interpretó extractos de piezas de Verdi o Mendelssohn, entre otros. Pilotos de la compañía leyeron además un fragmento del Libro de las Lamentaciones de Jeremías y un poema del brasileño Ademar de Barros titulado Pasos en la arena.

Los familiares y amigos llevaron hasta el altar velas encendidas por cada uno de los 228 desaparecidos, la mayor parte de ellos franceses, brasileños y alemanes y de hasta más de treinta nacionalidades, entre los que había tres españoles.

El Elíseo y los edificios oficiales tienen este miércoles la bandera a media asta y el presidente Sarkozy recibirá a las familias en los próximos días, probablemente el próximo lunes.

Poco antes, a las 14.00 h, la Gran Mezquita de París organizó una oración para rendir honores a las víctimas. El arzobispo de París anunció, por otra parte, que se celebrará una misa internacional el domingo 7 de junio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento