El universo más íntimo e ilustrado de Federico García Lorca

  • La dibujante Ilu Ros recrea en el libro 'Federico' el imaginario del poeta y los escenarios que marcaron su vida.
Ilustración de la biografía 'Federico', de Ilu Ros.
Ilustración de la biografía 'Federico', de Ilu Ros.
ILU ROS / LUMEN

Iluminado por la luna, tras una ráfaga de tiros, Federico García Lorca yace en el suelo. La trágica muerte del poeta da inicio a Federico (Lumen, 2021), un atractivo centón abigarrado que mezcla gran variedad de conceptos y estilos expresivos, como un jardín de las delicias, triunfos y angustias del autor. Dividido en tres actos, en él cobran vida su familia y amigos, situados en los ambientes que vieron nacer y crecer al artista de Granada. 

Por su pueblo, Fuente Vaqueros, desfilan su madre, Vicenta Lorca; su padre, Federico García; su nodriza, Dolores Cuesta; su hermano Francisco; sus hermanas Isabel y Concha; su prima Aurelia... "Él siempre dijo que sus personajes estaban inspirados en personas reales, en formas de ser de los que lo rodeaban, las criadas, la niñera, sus primas… Incluso en hechos que había vivido o le habían contado. Era un niño muy observador, luego esto lo utilizó en su obra", comparte la ilustradora con 20 minutos.

En sus páginas también se juntan Manuel de Falla, Fernando de los Ríos o Melchor Fernández Almagro en la tertulia de El Rinconcillo, en el antiguo Café Alameda, lugar de encuentro de personajes insignes de las artes y las letras de aquella época. Otros escenarios son Madrid y La Residencia de Estudiantes, y por ellos desfilan figuras como las de Luis Buñuel, María Teresa León, Rafael Alberti, Salvador Dalí o Maruja Mallo. Los pinceles de Ilu Ros, como una varita mágica, recorren la geografía vital de Lorca y la pueblan de nombres ilustres de la historia de España. 

"Lorca perteneció a una generación que ha marcado profundamente la cultura y el arte de nuestro país. En su círculo eran transgresores, se revelaban ante lo que consideraban anticuado y, sobre todo, estaban abiertos al cambio. Era un grupo de personas muy heterogéneo que tenían claro que la creatividad estaba ligada al juego y la experimentación. Fue muy divertido descubrir más sobre ellos", cuenta Ros.

El poeta Luis García Montero describe este Federico como "una cita con García Lorca que es un diálogo generacional". Los puntos en común entre su época y la nuestra son muchos, explica Ilu Ros. "El presente es un resultado de los hechos ocurridos en el pasado. Nuestra personalidad, nuestras tradiciones, nuestra cultura… todo está condicionado por lo ocurrido anteriormente. No podemos explicarnos lo que ocurre en el presente sin echar la vista atrás. Y más ahora, cuando hay un auge de ciertos movimientos profascistas que recuerdan mucho, por desgracia, a los movimientos que hubo en los años 30 del siglo XX, la época en la que vivió Lorca".

Ilustración del libro 'Federico', de Ilu Ros.
La autora captura la esencia de algunas de las obras más famosas del autor.
ILU ROS / LUMEN

El proceso de documentación y la selección de textos han sido arduos y laboriosos. Entre los autores consultados se encuentran Max Aub, Ian Gibson, Jorge Guillén, Pedro Salinas y Francisco Umbral, entre otros. Además de la obra de García Lorca, Ros también ha consultado y reproducido cartas personales enviadas a familiares y amigos o entrevistas en la prensa de la época. "Sobre Federico se ha escrito y dicho muchísimo. Además, tenemos su obra, sus conferencias, su correspondencia, donde vemos a un Federico que se abre a contar sus alegrías y sus penas a sus más allegados. Tenemos mucha suerte de que todo esto se haya conservado y poder conocer un poco más a nuestro poeta", afirma Ros. 

La selección y el descarte, sin embargo, no fueron sencillos. "Hubo un momento en que sentí mucho vértigo. Conseguí calmarme cuando tomé la decisión de dejarme llevar por las cosas que más me emocionaban personalmente, su relación con los que lo rodeaban, los que lo querían, su capacidad para mirar dentro de las personas. Su sensibilidad, que queda completamente reflejada en su obra, también se vislumbra en la manera que tenían sus amigos y familiares de hablar sobre él".

Las obras de Lorca son ya símbolos de nuestra cultura. En el imaginario colectivo desfilan imágenes nítidas de Bodas de Sangre, La casa de Bernarda Alba, Yerma o Doña Rosita la soltera. Ilu Ros captura la esencia de todas ellas entre sus trazos y de un solo vistazo, es fácil reconocerlas. 

"Aunque al principio del proyecto voy tomando algunas decisiones de cómo van a ser las ilustraciones -técnica, paleta de color, etc.-, no es hasta que el texto está muy avanzado cuando me pongo a hacer los bocetos e ilustraciones definitivas. Yo, al fin y al cabo, soy ilustradora, esta parte la disfruto muchísimo porque es cuando realmente voy viendo cómo va a ser el libro", declara la artista sobre un proceso de creación donde, además, ha aprendido que "Federico nos muestra en su obra lo mejor y lo peor del humano. Su propia vida es un ejemplo de eso mismo, su trágico final pertenece a uno de los momentos más monstruosos de nuestra historia". Lorca se ve hoy de otra manera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento