Errejón descarta pactar con Podemos, se acerca a los comunes para expandir Más País y Colau abre la puerta a "alianzas"

  • La alcaldesa de Barcelona deja caer que el 4-M "Más Madrid y Unidas Podemos sumaban más que el PSOE juntos".
  • Más Madrid ve con buenos ojos un posible entendimiento con los comunes, pero rechaza una alianza con Podemos.
Iñigo Errejón, Mònica Oltra, Ada Colau y Pablo Iglesias.
Iñigo Errejón, Mònica Oltra, Ada Colau y Pablo Iglesias.
EUROPA PRESS/ARCHIVO

El bloque a la izquierda del PSOE bulle y se reconfigura después del batacazo sufrido por los progresistas en las elecciones del 4-M en Madrid. El sorpasso de Más Madrid a los socialistas y la salida de Pablo Iglesias han dado el pistoletazo de salida a un debate en el que los diferentes actores han empezado a esbozar estrategias de cara al futuro. Quien más clara ha sido en público es la alcaldesa de Barcelona y líder de los comunes, Ada Colau, que ha abogado por acercarse a Más País. Y la formación que lidera Íñigo Errejón ve con buenos ojos este posible acercamiento, pero es mucho más reacia a aliarse con Podemos a escala estatal.

El debate está aún en pañales, coinciden todas las fuentes consultadas, porque las próximas generales no están previstas hasta 2023. Pero, aunque todos los principales dirigentes han empezado a hacer sus cábalas, algunos como Colau ya han comenzado a tomar posiciones de cara al futuro de un espacio político sin el liderazgo claro de Iglesias. El pasado jueves, la regidora de Barcelona defendió la necesidad de "hacer alianzas progresistas". Y, preguntada específicamente por la posibilidad de compartir papeleta con Más País en las próximas elecciones, insistió en que su intención es "sumar al máximo".

"Yo siempre he defendido que hay que hacer alianzas progresistas, los comunes surgieron así, hay que poner los objetivos por delantes de las siglas" aunque eso no suponga renunciar "a las identidades" de cada partido, planteó Colau, que afirmó que, de cara a las generales, "hace falta sumar mucho, no pequeñas parroquias". Y fue más allá al recordar que "en las últimas elecciones de Madrid, Más Madrid y Unidas Podemos sumaban más que el PSOE juntos". "Es una indicación clara de que este espacio progresista, feminista y verde representa a una parte muy amplia de la población", señaló.

Las posibles alianzas

La afirmación no es baladí en un momento en el que todas las formaciones progresistas evalúan sus relaciones de cara al futuro, y permite a Colau posicionarse antes que nadie en el debate para poder influir en la decisión final que se tome, con un ojo también puesto en su siempre rumoreado salto a la política nacional. El acercamiento no solo ha sido con palabras, sino también con hechos, ya que Catalunya en Comú anunció hace unos días su inclusión en el Partido Verde Europeo, precisamente en un momento en el que Errejón está potenciando el carácter verde de su formación.

Fuentes de Más Madrid ven posibilidades de entendimiento con los comunes, aunque insisten en que no ha habido contactos todavía y en que es aún muy pronto para determinar qué va a pasar en las próximas generales. "No estamos cerrados a que la dinámica de cooperación que tenemos con Compromís se pueda extrapolar a organizaciones de otros territorios, como Adelante Andalucía o los comunes", señalan estas fuentes. Aunque eso sí: manteniendo cada uno sus siglas, órganos y espacios de acción separados.

Una colaboración en esos términos encajaría en el planteamiento con el que Más Madrid está encarando su expansión a nivel nacional: alianzas con otras fuerzas de ámbito territorial con las que, en las próximas generales, podría plantearse concurrir a las elecciones cada uno en su circunscripción y defendiendo conjuntamente el liderazgo de Errejón. Se trata de una decisión que aún no está tomada, pero lo que la formación tiene claro es que no quiere "reeditar los errores del pasado" expandiendo su marca a nivel nacional y tratando de subordinar a otras formaciones a su liderazgo.

Un Podemos en renovación

Y en todo este escenario, ¿qué papel juega Podemos? El partido morado está en pleno proceso de renovación y, este domingo, Ione Belarra se convertirá en la nueva secretaria general en sustitución de Iglesias. La formación tiene deberes por delante: además de reparar su maltrecha estructura territorial -Podemos es apenas una marca con poca militancia en algunas comunidades-, el partido debe aprender a vivir sin un Iglesias que ha ejercido un fuerte liderazgo desde su fundación en 2014. Y en esta última tarea se incluye la necesidad de concretar su relación con Más País.

Aunque ese debate ni siquiera ha comenzado, la que será la próxima candidata de Unidas Podemos a las elecciones generales, Yolanda Díaz, ve con buenos ojos la posibilidad de comenzar un deshielo con Errejón. Pero Más Madrid no tiene intención de acercarse a Podemos, al menos de cara a concurrir conjuntamente a las próximas elecciones generales. "No tenemos voluntad de integrarnos en una organización de ámbito nacional de ningún tipo", plantean fuentes de Más Madrid. Y eso implica también descartar una alianza electoral con un partido de ámbito estatal como Podemos.

Más allá de esa motivación, no obstante, el principal motivo que dificulta este posible entendimiento son las evidentes diferencias estratégicas entre Errejón y Podemos, que en su momento llevaron a la salida del primero del partido morado. Más Madrid considera que el discurso clásico de izquierdas de Podemos únicamente puede convencer a un nicho minoritario del electorado, y Errejón hace bandera de su alejamiento de los símbolos y posiciones comunicativas clásicas de la izquierda con la intención de llegar a votantes menos ideologizados.

La relación de Colau y Díaz

Este rechazo de Más Madrid a ir en una misma candidatura con Unidas Podemos puede suponer, no obstante, una dificultad añadida para su aspiración de buscar entendimientos con los comunes. Podemos no está incluido orgánicamente dentro de Catalunya en Comú, pero su alianza con la formación que lidera Colau es firme. Y la alcaldesa de Barcelona no ha dudado en mostrar en las últimas semanas su buena relación con Yolanda Díaz, con quien ha compartido dos reuniones en las últimas semanas, una en Madrid y otra en la Ciudad Condal, y de quien ha dicho que es "la mejor vicepresidenta del mundo".

"Estoy muy orgullosa de compartir proyecto con Ada Colau", sostuvo por su parte Díaz. Un proyecto compartido en el que Más Madrid, desde luego, no quiere entrar. Quedan dos años, salvo adelanto, para las elecciones generales. Pero la partida de ajedrez en la izquierda ya ha comenzado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento