Asenjo preside su último Corpus al frente de la Archidiócesis atisbando "más devoción y amor"

La Catedral de Sevilla ha acogido este jueves la celebración del Corpus Christi, presidida por el administrador apostólico de la Archidiócesis, Juan José Asenjo, quien en la última ocasión que preside dicha celebración ha defendido que durante su etapa como arzobispo hispalense "ha crecido el amor, la devoción y la adoración a Jesucristo".
Asenjo preside su último Corpus al frente de la Archidiócesis atisbando "más devoción y amor"
Asenjo preside su último Corpus al frente de la Archidiócesis atisbando "más devoción y amor"
20M EP

Desde el altar del jubileo se celebró la Eucaristía, que reunió en medio de las limitaciones de aforo a las autoridades civiles, militares y académicas.

Durante su homilía, Asenjo reflexionó sobre el misterio eucarístico "adorado, contemplado, como manantial de fidelidad y de vida cristiana, con el mismo realismo y la misma verdad con que Jesús caminaba por las polvorientas sendas de Palestina".

"En los compases finales de mi servicio a Sevilla, quiero proclamar, quiero dar a conocer mi alegría porque creo que ha crecido el amor, la devoción, la adoración a Jesucristo sacramentado en nuestras parroquias, que uno o varios días exponen al Santísimo Sacramento y nunca han faltaba fieles que hayan ido a acompañar, adorar y venerar al Señor", subrayó Asenjo, ante su inminente relevo en el Arzobispado hispalense por José Ángel Saiz Meneses.

"QUE NO SE PIERDA LA ADORACIÓN EUCARÍSTICA"

En esta línea, manifestó que "la Archidiócesis de Sevilla es una diócesis profundamente eucarística, signo de una larga tradición". "Dios quiera que no se pierda la adoración eucarística. Hoy proclamamos sin rubor este sacramento admirable que es Jesús en la Eucaristía, el sacramento por excelencia", ha enfatizado.

"Basta con conocer las alhajas eucarísticas de nuestra Catedral, de tantas y tantas iglesias, sagrarios, custodias, copones, cálices bellísimos, que son signos de una larga tradición eucarística", ha abundado Asenjo, según quien "Cristo Eucaristía es el mayor tesoro que posee la Iglesia, Cristo mismo, nuestra Pascua, compendio y suma de la fe, la Santísima Eucaristía", expresó.

BENDICIONES

Finalmente, el Santísimo Sacramento fue portado por Asenjo sin usar la Custodia de Arfe y el administrador apostólico bendijo a todos los fieles de la Archidiócesis desde la Puerta de la Asunción de la Catedral.

Tras la ceremonia, el alcalde hispalense, Juan Espadas, presente en la misma, ha destacado la "emotividad" del acto, recordando que se trata del segundo Corpus Christi que Sevilla no puede celebrar "en la calle" a cuenta de la pandemia y del último con Juan José Asenjo al frente del Arzobispado sevillano.

En ese sentido, ha opinado que Asenjo ha sido "un arzobispo muy comprometido, que ha dado mucho por su Archidiócesis". En concreto, ha valorado su "trabajo pastoral y su enorme interés en la recuperación del patrimonio histórico, así como su compromiso social y solidario".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento