Ghali abandona España desde Pamplona rumbo a Argelia, horas después de que el juez Pedraz le dejara en libertad

El avión medicalizado llegado para recoger al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en el aeropuerto de Pamplona.
El avión medicalizado llegado para recoger al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en el aeropuerto de Pamplona.
VILLAR LÓPEZ / EFE
El líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, salió de España este miércoles de madrugada a bordo de un avión medicalizado con destino Argel, horas después de que la justicia española rechazara imponerle medidas cautelares como pedía la acusación por presuntos delitos de lesa humanidad, genocidio y torturas.
EFE

El líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, abandonó España desde Pamplona en la madrugada de este miércoles, después de una polémica estancia de mes y medio en el país, que ha provocado una crisis diplomática sin precedentes con Marruecos. Sobre las 22.00 horas y tras pedir el alta voluntaria, Ghali abandonó el hospital San Pedro de Logroño, donde permanecía ingresado por covid-19 desde el 18 de abril, y fue trasladado en ambulancia con escolta policial al aeropuerto de Pamplona. Allí le esperaba un avión medicalizado, que despegó pasadas las 01.30 h rumbo a Argel.

El avión, un Hawker 1000B de la compañía de aerotaxi francesa Airlec, procedente de Burdeos (Francia), tenía previsto llegar sobre las tres de la madrugada a la capital argelina, donde Ghali seguirá su recuperación en un centro médico.

Según informó RTVE, el Frente Polisario negoció con el Gobierno el aterrizaje en la capital navarra de esa aeronave con una delegación diplomática para trasladar a Ghali, después de que por la mañana le fuera denegado el acceso al espacio aéreo español a un avión militar argelino que volaba a Logroño para recoger al líder saharaui. "El aeropuerto no tenía los dispositivos necesarios para aceptar el vuelo", explicó el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en la televisión pública.

Por la tarde, sin embargo, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, había evitado pronunciarse sobre ese incidente. "No tengo constancia de que [el Gobierno] haya intervenido al respecto", comentó Montero, quien no quiso dar detalles sobre el estado de salud del líder polisario, ya que él mismo desea "proteger esa información confidencial". La portavoz sí había adelantado que Ghali tenía intención de abandonar el país. "Cuando se recupere, entendemos que se marchará a su país de origen", dijo.

¿Le parece bien la forma de salir de España de Brahim Ghali?

A las horas en las que el avión aterrizó y despegó en Pamplona no hay vuelos previstos habitualmente en este aeropuerto, situado en el término municipal de Noain, a unos ocho kilómetros de la capital navarra, donde el hermetismo fue absoluto, informa Efe.

La marcha de Ghali de España, que informó a Marruecos de su salida, se produce después de que este martes por la mañana prestara declaración por videoconferencia ante el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, que decidió no imponerle medidas cautelares, más allá de solicitar un teléfono y una dirección postal para poder localizarlo. El magistrado se negó así a la retirada del pasaporte o a su detención al no apreciar el riesgo de fuga que denunciaba la acusación particular. Tampoco la Fiscalía consideró retirarle el pasaporte.

Pedraz señaló, además, que la acusación "no ha suministrado elementos siquiera indiciarios que avalen la existencia de motivos para creerle responsable de delito alguno".

El Gobierno carga contra Rabat

Por otro lado, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, calificó este martes de "inadmisible" que Marruecos "desafíe" la frontera con España y la "integridad territorial" de nuestro país por "discrepancias en política exterior". En respuesta a los comunicados que este lunes emitió el Ministerio de Exteriores del país vecino, donde se preguntaba "cuál habría sido la reacción de España si un representante del separatismo [catalán] hubiera sido recibido en el Palacio Real marroquí" y afirmaba que la confianza entre ambos países está "rota", Montero dijo que la posición española sobre el Sáhara es "bien conocida" y que los "ataques" a la frontera no son aceptables.

La portavoz del Ejecutivo se remitió a las palabras que este lunes pronunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien acusó a Marruecos de "utilizar la migración" como arma de presión. "El presidente transmitió que era inaceptable el comunicado respecto al asalto a nuestra frontera", aseveró Montero, quien reivindicó la competencia de cada país para "desarrollar soberanamente su política exterior". "La posición de España –agregó– ha sido bien conocida en relación con las resoluciones de la ONU".

A juicio del Ejecutivo, es "evidente que ha bajado la tensión" tras una situación "inédita" en ambos países, que se tradujo en la entrada irregular de unos 10.000 migrantes a Ceuta, un "ataque real a nuestra frontera" ante la que el Gobierno tiene la "obligación" de actuar para "mantener la integridad del territorio". "Espero que en las próximas horas se experimente la normalidad a la que todos aspiramos", comentó Montero, que sin embargo subrayó que España está en "condiciones de afrontar" cualquier "incidente" que aún pudiera producirse.

El Gobierno quiere ahora terminar de "reconducir" las relaciones bilaterales a través de la "alta diplomacia" y con "discreción", e insiste en que ambos países "se necesitan", tanto por la relación de vecindad como por la "excelente relación comercial". Además, cree que Marruecos "necesita a España por su vinculación con la UE". "Nuestra vocación es de encuentro y entendemos que la de Marruecos también", añadió la portavoz, que evitó dar más detalles sobre los contactos porque "cualquier cuestión puede dificultar la negociación".

Nuevo comunicado de Marruecos

Los ministerios del Interior y Exteriores de Marruecos emitieron un nuevo comunicado donde señalan la disposición del país a "aceptar el retorno de los menores no acompañados, debidamente identificados" que están "en situación irregular en algunos países europeos", como Francia y España. "Marruecos está dispuesto a colaborar, como siempre, con los países europeos y la UE, para resolver esta cuestión", apunta el texto.

No obstante, el comunicado también señala expresamente que "Marruecos lamenta que la cuestión migratoria se utilice como coartada para eludir las verdaderas causas de la actual crisis política con España, cuyos orígenes y fundamentos son bien conocidos" y advierte de que "las autoridades marroquíes se reservan el derecho de dar respuestas adecuadas a las acusaciones infundadas del Gobierno español".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento