Localizan al menos media centena de rumanos hacinados en condiciones "degradantes" en una granja

  • Según aseguró el alcalde de la localidad, recibían incluso castigos físicos.
Imagen de archivo de un agricultor en el campo.
Imagen de archivo de un agricultor en el campo.
EUROPA PRESS/CÁRITAS

Más de 50 emigrantes de origen rumano fueron localizados en una granja de la provincia de Limburgo, en el sureste de Países Bajos, donde vivían y trabajaban en condiciones "degradantes" y "deshumanizantes", y -denunciaron- recibían incluso castigos físicos, aseguró este martes el alcalde Stef Strous.

Durante una inspección conjunta de la policía de extranjería, la inspección de trabajo y el municipio de Maasgouw, las autoridades localizaron a al menos medio centenar de personas, todos de nacionalidad rumana, hacinados en "condiciones espantosas y peligrosas" en un complejo agrícola en la ciudad de Linne, municipio de Maasgouw.

En declaraciones a los medios, el alcalde subrayó que "rara vez ha presenciado algo tan degradante" como lo descubierto en la inspección, que tuvo lugar el pasado jueves, y describió las condiciones en las que se encontró a los emigrantes como "deshumanizadas", y subrayó que muchos tenían miedo del capataz que tenían al mando.

"Ese hombre contribuyó a crear un ambiente muy desagradable en el sitio. Incluso cuando llegamos al lugar, mostró un comportamiento intimidatorio, tanto hacia los funcionarios como hacia los trabajadores emigrantes. Las investigaciones mostraron que también habría habido violencia contra los emigrantes, lo que empeora mucho las cosas", agregó.

Los ciudadanos rumanos se estaban en las dependencias de la granja, que tenía dormitorios improvisados y un comedor, y había unas setenta camas y literas hasta el techo; el espacio era "inseguro", "muy antiguo” y "sucio"; tampoco había ventilación y algunas ventanas tenían rejas, según el municipio.

La pareja propietaria de la granja tenía una carpeta con copias de los documentos de identidad de todas las personas localizadas en el complejo agrícola, aunque de momento no ha habido detenidos, pero la investigación continúa abierta.

No está claro dónde se encuentra el medio centenar de emigrantes rumanos, aunque, dado que son ciudadanos europeos con derecho a trabajar en territorio Schengen, no se encontraban en una situación de ilegalidad.

Según cifras de 2018, hay unas 500.000 personas consideradas "trabajadores migrantes" en Países Bajos procedentes de países de la Unión Europea, pero solo una cuarta parte del total se encuentran registrados en la base de datos nacional, y se desconoce el lugar dónde vive el resto, según el diario neerlandés AD.

En junio de 2020, la inspección de trabajo (SZW) cerró una granja en la zona de Brabante Septentrional, tras descubrir que un total de 44 empleados tenían que trabajar todos los días de la semana, hasta 14 horas al día, plantando espárragos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento