La renovación del horno crematorio de Tomares ahorrará a la atmósfera más de 75 toneladas de CO2 al año

Las instalaciones del horno crematorio del Tanatorio Luz del Zaudín del municipio sevillano de Tomares, gestionado por Funespaña, han sido renovadas con el objetivo de ofrecer un mejor servicio a las familias y alcanzar una gestión más eficiente y sostenible. La nueva dependencia, que comenzará a operar en el segundo semestre de este año, reducirá notablemente el importe de su factura energética y dejará de emitir a la atmósfera más de 75 toneladas de CO2 al año.
La renovación del horno crematorio de Tomares ahorrará a la atmósfera más de 75 toneladas de CO2 al año
La renovación del horno crematorio de Tomares ahorrará a la atmósfera más de 75 toneladas de CO2 al año
20M EP

En un comunicado, el Ayuntamiento de Tomares ha explicado que el horno sustituirá el gasoil por gas natural (proporcionado por Nedgia) con una reducción de un 30 por ciento en el consumo de combustible por cremación. En dicho proceso se generan óxido de nitrógeno (NOx), dióxido de azufre (SO2), monóxido de carbono (CO) y partículas sólidas. Con las mejoras, las cifras se reducen en un 80 por ciento para el SO2, un 40 por ciento de CO, un 20 por ciento en partículas y un diez por ciento en NOx.

El director del centro, Rafael Barrero, ha declarado que el "compromiso es seguir mejorando nuestras instalaciones para cumplir nuestra responsabilidad con el medio ambiente y, por ello, nuestros hornos crematorios, además de cumplir con los límites que establece la ley, continúan instalando filtros que minimizan aún más las emisiones de contaminantes a la atmósfera".

Ante la preocupación medioambiental, Barrero ha explicado que "estamos realizando una importante transformación para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 13: acción por el clima)". En esta línea, ha asegurado que "continuamente estamos adoptando medidas innovadoras y sostenibles en nuestras instalaciones para reducir el impacto ambiental, minimizar los residuos y optimizar el uso de recursos naturales".

Por otro lado, Barrero ha matizado que "esta renovación nos ayudará a seguir brindando un gran servicio a las familias, las auténticas protagonistas y aquellas a las que, cada día, intentamos acompañar de la mejor manera; con profesionalidad, cercanía y respeto".

Para cubrir todas las posibles necesidades de los familiares, en las instalaciones se ofrecen diferentes servicios. Así, disponen de cuatro salas tanatorio, tres de ellas con jardín Zen y la otra con vistas al jardín exterior. También cuentan con una capilla y sala de despedidas.

El crematorio de Tomares, con el objetivo de acompañar y ayudar a las personas que están sufriendo la pérdida de un ser querido, ofrece además talleres virtuales gratuitos de apoyo emocional con psicólogos expertos en duelo. Esta herramienta práctica tiene un especial foco en la actual situación provocada por la Covid-19.

Esta renovación, que pretende seguir posicionando al tanatorio y crematorio de Tomares como centro referente en la provincia, se suma a las inversiones de Funespaña de los últimos años para mantener y mejorar sus centros y la formación de sus trabajadores.

Según recoge el informe Radiografía del Sector Funerario de 2020 de la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), España dispone de 464 hornos crematorios y se sitúa como el país de Europa con mayor número de estas instalaciones. Actualmente, existe una demanda de 510 incineraciones al día y según las estimaciones de Panasef, en una jornada laboral de ocho horas, un horno crematorio puede realizar entre tres y seis incineraciones.

Gracias a las mejoras de Tomares, se ha incrementado la capacidad diaria de sus cremaciones: de cuatro actuales hasta, según el Ayuntamiento, ocho potenciales, posicionándose como un referente en eficiencia entre el sector y así poder ofrecer a las familias más disponibilidad a la hora de solicitar este servicio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento