El exjefe de la Policía y el número dos de Fernández Díaz refutan a Villarejo y dicen desconocer el espionaje a Bárcenas

Villarejo asegura que se mensajeaba con Rajoy sobre 'Kitchen'
El exdirector de la Policía y el ex número dos de Interior desmienten a Villarejo.
Europa Press
El exdirector de la Policía Ignacio Cosidó.

Ni Ignacio Cosidó, director de la Policía Nacional entre 2012 y 2016, ni Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad entre 2016 y 2018, conocían la operación Kitchen, la supuesta trama parapolicial costeada con fondos reservados del Ministerio del Interior y que habría servido para espiar a Luis Bárcenas, extesorero del PP, y sustraerle información sensible de la formación conservadora con dinero de los fondos reservados del Ministerio del Interior.

Todo, pese a que el primero de ellos fue señalado por el excomisario José Manuel Villarejo como instigador de la operación y que Martínez está imputado en la causa, en cuyo sumario se puede leer esta conversación que tuvo sobre el papel del que fuera su jefe, el ex ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz: "Me llamó (el ministro), no recuerdo si un sábado o un domingo por la tarde, para decirme que un confidente iba a colaborar con la Policía para ver lo de Bárcenas".

Ambos han declarado este martes en la comisión de investigación que está teniendo lugar en el Congreso de los Diputados para dilucidar el asunto -y que afronta su recta final con la declaración, este miércoles, de María Dolores de Cospedal y la semana que viene, de Mariano Rajoy-. Y los dos han coincidido en negar la mayor. 

A preguntas de los grupos parlamentarios, Cosidó ha aclarado que la única investigación que conocía sobre Luis Bárcenas era la que estaba llevando a cabo la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF). Además, también ha rechazado que existiera una trama parapolicial, pues la única estructura que ha reconocido estaba “regulada por la ley”.

Martínez, por su parte, ha comenzado su intervención, posterior a la de Cosidó, leyendo un pequeño texto en el que negaba haber “conocido” o “participado” en la Kitchen. Imputado en la causa, cuando declaró ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón también negó que existiera la Kitchen pero reconoció la existencia de una operación “legal” cuyo objetivo era rastrear el dinero que Bárcenas ocultaba en el extranjero. Su imputación, además, la ha utilizado para no responder a diversas cuestiones para no interferir en su situación procesal.

Su relación con Villarejo

"Jamás" ha sido la palabra más utilizada por Cosidó para desvincularse de Villarejo, que la semana pasada en la misma comisión virtió sobre él la responsabilidad de la operación, aunque sin pruebas. El exjefe de la Policía ha asegurado que ni despachó con él ni le dio ninguna instrucción. Lo ha hecho a preguntas del diputado socialista David Serrada, que le ha acusado del "descontrol" de la Policía.

Después, Sofía Castañón, de Unidas Podemos, le ha recordado que en un audio filtrado, Villarejo hacía referencia, en 2012, a Cosidó: "Intentó hacer algo contra mí, le respondí que metería al 'barbas' [Mariano Rajoy] en la cárcel". No obstante, el exdirector policial ha declinado hacer comentarios: "Se califica por sí solo". También Gabriel Rufián, de ERC, le ha recordado que condecoró a Villarejo, pese a que este martes ha asegurado no conocerle. "Mi conocimiento era limitado", ha replicado.

Martínez sí se ha desvinculado de Cosidó en su postura sobre Bárcenas, con quien ha dicho que tenía una relación "policial", al reconocer que tuvo dos encuentros con él. El primero ocurrió en 2012, cuando era jefe de gabinete de Interior y no secretario de Estado de Seguridad, y lo hizo por orden de Fernández Díaz. Ha contado que, entonces, el excomisario le dio a conocer la investigación sobre el ático que el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, compró en Estepona, Málaga. Finalmente, el juez archivó la causa al no existir indicios de que González cometiese los delitos de cohecho y blanqueo.

El que fuera secretario de Estado de Seguridad también ha reconocido una comida con Villarejo en esa misma ciudad andaluza, aunque ha negado que veraneara con él. En este sentido, ha insistido en rebajar su relación con el excomisario al mismo nivel que la que tenía con "muchos comisarios" policiales. Además, ha reconocido que hablaba con Soraya Sáenz de Santamaría, exvicepresidenta del Gobierno, pero no por la Kitchen. En su comparecencia de la semana pasada, Villarejo quiso involucrarla, al señalar que era conocedora del espionaje a Bárcenas, pues el CNI, que dependía de ella, tendría información sobre el caso. "El CNI trabajó en este tema", despachó Villarejo.

Los mensajes de Martínez ante notario

Este desconocimiento de la Kitchen ha sido aprovechado por los parlamentarios para tildar a Martínez como el "chivo expiatorio" de la operación. Además, han sacado a relucir los mensajes que llevó ante notario y que inculparían a Fernández Díaz en la causa. El socialista Felipe Sicilia se los ha leído. "García Castaño le dijo 'si saco el pendrive de Bárcenas, ¿qué pasa?', y usted le respondió: 'Acabamos todos muertos'". "No he visto en la vida un pendrive de Bárcenas", ha respondido el ex secretario de Estado.

Rufián, por su parte, le ha recordado que llegó a llamar "miserable" al que fuera su jefe, Fernández Díaz, pero también al expresidente Mariano Rajoy y a la exministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. Lo hizo cuando conoció que iba a ser investigado en la Kitchen y esa casuística la ha aprovechado para disculparse. Antes de asegurar que nunca se reunió con la que también fue secretaria general del PP entre 2008 y 2018, ha declarado que ese mensaje fue una consecuencia de la "ansiedad, la frustración y el enfado". "¿Se siente decepcionado con Fernández Díaz?", ha insistido el diputado de ERC. "Probablemente, sí", ha respondido Martínez.

El 'falso cura' y un asesor de Interior también se desmarcan

La ronda de las comparecencias de este martes la han cerrado Silverio Nieto, un sacerdote que habría sido el enlace entre Fernández Díaz y Martínez, y Jorge Sanchís Bordetas, jefe del gabinete de la Secretaría de Estado de Seguridad cuando Martínez ocupaba el cargo. El primero ha dicho desconocer la Kitchen, pese a que reenvió un mensaje de "desahogo", como él mismo ha confesado, en el que el ex secretario de Estado criticaba a Fernández Díaz. De ese texto, ha dicho, no se puede "deducir" que él conociera la trama. 

Sanchís, por su parte, también ha rechazado que escuchara hablar de la Kitchen, pese a que, como informa Europa Press, autorizó "una vez" fondos reservados, aunque no sabía, según él, con qué fin. Tal y como ha explicado, "jamás" fue testigo de ninguna conversación, ni llamada o reunión en la que se mencionara la causa.

Suspendida la declaración de Martínez y Villarejo

Este miércoles estaba previsto que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, instructor de la causa, tomase declaración a Villarejo y a Martínez. Sin embargo, fuentes jurídicas han confirmado a la Agencia EFE que ha decidido suspender la vista, que acordó tras las declaraciones del excomisario en el Congreso, sin tener todavía una fecha nueva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento