Inspección de Trabajo emite siete informes contra IQOXE por infracciones graves desde la explosión de su fábrica

  • Las denuncias las puso CCOO después de la explosión de la compañía en 2020 y que causó tres muertos.
  • El Departamento de Trabajo sanciona algunos casos con el máximo estipulado de 6.000 euros.
Zona donde explotó un reactor en la planta de la empresa IQOXE en La Canonja (Tarragona).
Zona donde explotó un reactor en la planta de la empresa IQOXE en La Canonja (Tarragona).
ACN

Inspección de Trabajo de la Generalitat ha emitido siete informes contra la empresa química IQOXE de la Canonja (Tarragonès) por infracciones graves. Las resoluciones tienen el origen en denuncias puestas por CCOO debido a diferentes aspectos como la vulneración del derecho de huelga, carencias en el Plan de Autoprotección, falta de medidas de seguridad para los trabajadores, no adoptar suficiente protección contra la covid-19 o deficiencias en los programas de formación a los empleados, entre otros. 

Todas se han puesto después de la explosión que se produjo en la compañía el 19 de enero del 2020 y que causó tres muertos. Inspección de Trabajo traslada posteriormente los informes al Departamento de Trabajo, que ya ha sancionado algunos casos con el máximo estipulado de 6.000 euros.

En cuanto a la denuncia por vulneración del derecho de huelga, el secretario general de CCOO Industria en Tarragona, José Martín, ha explicado a la agencia ACN que Inspección de Trabajo ha resuelto que IQOXE puso unos servicios mínimos "abusivos". "La empresa argumentó que no podía parar un compresor porque se podía averiar, pero era una excusa porque durante los ERTE lo pusieron en marcha y lo pararon hasta ocho veces con normalidad", ha explicado. 

Así, en la huelga convocada por los trabajadores el pasado 30 de marzo, IQOXE "siguió produciendo óxido de etileno y suministró vapor a otras empresas" del polígono petroquímico. Con todo, Martín ha apuntado que desde el sindicato ya tienen preparada una demanda judicial contra la compañía, en la cual adjuntarán el informe de Inspección de Trabajo.

Así, desde el siniestro de enero del año pasado, CCOO ha presentado hasta trece denuncias contra la empresa ante la Inspección de Trabajo. De estas, siete se han resuelto como infracciones graves, en otras se han fijado "recomendaciones" para la compañía y todavía quedan algunas pendientes de resolución. 

Una de las que se catalogaron como "graves", CCOO la puso pocos días después del siniestro, cuando "la empresa reinició la actividad para desescombrar la zona afectada por la explosión sin tomar medidas preventivas" por la seguridad de los trabajadores. Otra de las denuncias el sindicato la puso porque determinados trabajadores "tenían que tener formación en extinción de incendios y emergencias" y la empresa no la había impartido, ha concretado Martín.

Una vez Inspección de Trabajo emite el informe, se traslada al Departamento de Trabajo de la Generalitat, que es quien acaba poniendo la sanción. Por infracciones graves, el máximo que contempla la normativa se de 6.000 euros. "Es una cantidad ridícula", finaliza Martín.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento