'Influencers' británicos son tachados de "comportamiento irresponsable" por promover la cirugía estética y el juego

Belle Hassan promocionando a Play Social en Instagram.
Belle Hassan promocionando a Play Social en Instagram.
BELLEHASSAN / INSTAGRAM

La publicidad en Instagram sigue siendo un tema que da que hablar. A pesar de que está regulada por la propia plataforma, muchos influencers no siguen buenas prácticas a la hora de promocionar determinados productos en sus perfiles con miles o millones de seguidores. 

Una de las normas que más se incumple en España es no avisar claramente de que lo que se está haciendo es publicidad. Hecho por el cual ya se ha denunciado por "publicidad ilícita" a concursantes de realities como La isla de las tentaciones

En Reino Unido ha pasado algo parecido con exparticipantes del programa Love Island, como Belle Hassan, Callum Jones, Kendall Rae Knight o la tiktoker Katie Franklin. Estos suelen hacer sorteos en conjunto con marcas para que tanto ellos como la empresa ganen seguidores a raíz del concurso. 

Activistas contra el juego y reguladores de cirujía estética han calificado estas prácticas de "peligrosas e irresponsables", ya que los influencers se están dirigiendo en su mayoría a un público adolescente. Una de las cuentas que Bella Hassan ha promocionado es Play Social. 

Los perfiles de marcas o empresas que se promocionan incluyen desde clínicas de inyecciones labiales que no están registradas en el registro nacional de profesionales acreditados del Reino Unido, cirujanos plásticos que ofrecen mejoras en los senos y cuentas de apuestas hasta tratamientos de blanqueamiento dental. 

"Da la impresión de que los influencers conocen estas cuentas y, por tanto, las han verificado o utilizado de alguna manera", declaró Ashton Collins, del organismo de control del sector de los tratamientos estéticos no quirúrgicos Save Face. 

"Nuestras intenciones son puras y solo tratamos de hacer un negocio. Todos los talentos que participan en las campañas eligen involucrarse, ya que tienen la oportunidad de comprometerse con sus fans y seguidores y son capaces de darles realmente algo por lo que alegrarse", afirmaban en 2019 Renee Karr, creadora de Play Social. 

Karr reconoció que algunos de los productos que se ofertan no están pensados para un público menor de edad. En un comunicado Instagram dijo: "Si un post promueve el uso de ciertos productos para la pérdida de peso o procedimientos cosméticos, y tiene un incentivo de compra o incluye un precio, restringiremos que las personas que sabemos que son menores de 18 años vean ese post".

Sin embargo, los perfiles de influencers que promocionan esto redirigen a sus seguidores a las cuentas de las marcas con las que hacen los concursos y uno de los requisitos suele ser que sigan a la empresa y al influencer, con lo que una vez hecho esto, las publicaciones de la marca aparecerán en el perfil del seguidor, que puede ser igualmente menor de edad. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento