Vallecas dará de comer a las familias vulnerables de toda Europa y norte de África

  • El célebre chef José Andrés elige el barrio de Santa  Eugenia como sede de distribución de alimentos a nivel continental.
El alcalde durante su visita a la cocina de Santa Eugenia.
El alcalde durante su visita a la cocina de Santa Eugenia.
Ayto.Madrid

Santa Eugenia, el barrio madrileño que repartió a 3 millones de comidas en España y 35 millones de comidas en todo el mundo durante la pandemia, dará de comer a todo el continente Europeo y al norte del continente africano en respuesta a futuras crisis. Tras su experiencia en la cocina de Santa Eugenia en Villa de Vallecas, la ong World Central Kitchen ha elegido Madrid como sede desde la que coordinará las futuras operaciones humanitarias en toda Europa.

Así lo ha anunciado la vicealcaldesa de la capital esta mañana en la inauguración de Madrid Fusión. "El Ayuntamiento de Madrid ha firmado un convenio con la ONG del célebre chef español José Andrés para que durante los próximos cuatro años podamos seguir formando a personas y sacando menús diarios" para dar respuesta a las emergencias sociales.

El objetivo principal del nuevo acuerdo es convertir las instalaciones ubicadas en el mercado municipal de Santa Eugenia en el centro de operaciones del dispositivo de emergencia para la elaboración de comidas destinadas a los colectivos más vulnerables de la ciudad de Madrid, en el que además se desarrollarán actividades culinarias destinadas a impulsar la recuperación económica del distrito y de la ciudad y desde el que se coordinará, como base europea de la Fundación, la acción humanitaria de WCK en Europa.

Por un lado, se implantará una cocina comunitaria en Santa Eugenia, como centro de elaboración y distribución de comidas (menús) a los colectivos más necesitados de la ciudad de Madrid. Por otro, el proyecto contribuirá a la formación culinaria y a la reinserción laboral de adultos desempleados, jóvenes y personas en riesgo de exclusión, prestando programas de formación y de apoyo para el desarrollo personal, inserción social y capacitación emprendedora, como salida laboral a personas sin empleo. 

Además, el programa Community Kitchen estará destinado a adultos desempleados, jóvenes y personas en riesgo de exclusión, preferentemente residentes en Cañada Real o Villa de Vallecas, o en distritos colindantes como Villaverde, Carabanchel, Usera y Puente Vallecas; y, en última instancia, a las personas más desfavorecidas que se han visto privadas por la crisis alimentaria del derecho básico de tener acceso a comida, quienes recibirán, a través de las entidades beneficiaras, los menús elaborados por la Fundación. A este respecto, en la selección de los participantes y usuarios de estos programas, la Fundación podrá recibir y tener presente las orientaciones que, en su caso, puedan remitirle las autoridades competentes.

"Después de toda crisis viene un rayo de luz". El portavoz de la ong Javier García ha abierto una nueva etapa. Si bien "la pandemia está terminando, nuestro trabajo de respuesta a emergencias ha terminado". A WCK pasa ahora "a trabajar en el futuro y este futuro comienza en Madrid". "Estamos muy orgullosos de aterrizar aquí (Vallecas) como punto de acción de respuesta a emergencias. Desde Madrid estaremos, no solo atendiendo a incidencias o crisis- en Filomena repartieron 50.000 comidas a las personas con dificultades de movilidad- también a atender a toda Europa y el norte del continente africano. Vamos a apostar por Madrid en esa perspectiva global y en el ámbito local", ha explicado García a los medios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento