El PSPV y Ciudadanos 'tumban' el monolito del 15M de Ribó en la plaza del Ayuntamiento

  • Los socialistas impulsan una escultura "sin sectarismo" en una moción que ha contado con la abstención del PP.
  • Compromís replica que incluye a varios movimientos sociales: "Justo ahora les molesta la lucha contra la corrupción".
  • Los socios de Gobierno del Rialto vuelven a escenificar falta de sintonía tras seis años de pacto municipal.
  • Llegir en valencià.
Ribó y varios concejales de Compromís, tras la instalación del panel informativo del 15M.
Ribó y varios concejales de Compromís, tras la instalación del panel informativo del 15M.
JOSE JORDAN

El monolito en forma de panel informativo instalado en la plaza del Ayuntamiento de València con motivo del décimo aniversario del movimiento 15M ha acabado generando una nueva brecha en el seno del Gobierno local del Rialto conformado por Compromís y el PSPV-PSOE desde hace seis años. Los socialistas han impulsado una moción, alternativa a otra presentada por el PP, para que este elemento se sustituya por una escultura "que represente al 15M y a todas las realidades sociales, cívicas y culturales" que alguna vez se han manifestado en la emblemática plaza. La iniciativa ha recibido el apoyo de Ciudadanos, la abstención del PP y los votos en contra de Compromís y Vox, por lo que finalmente ha sido aprobada.

De este modo, y según el texto respaldado por el pleno, el Consistorio convocará un concurso de artistas y escultores de prestigio para elegir el formato de un monumento "identitario, singular y único que aporte valor a la plazas y represente a todas las realidades sociales, cívicas y culturales", ha afirmado el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán (PSOE), para quien el monolito actual "dejaba fuera a una parte importante de las realidades de esta ciudad". Además, ha insistido en que el espacio público "es de todos porque no es de nadie y de todos los partidos" y ha añadido que Compromís tomó "una decisión unilateral" que no han podido reconducir después de semanas "intentando hablar, pactar y acordar" con la coalición que lidera el alcalde Joan Ribó.

¿Qué dice el monolito?

El panel instalado en la plaza del Ayuntamiento tiene una foto de una asamblea del 15M del año 2011 y apenas cuatro párrafos, en valenciano, castellano e inglés. En ellos, realiza un recorrido por los distintos movimientos sociales "responsables de haber conseguido numerosos avances sociales a lo largo de la historia de nuestra ciudad". A continuación se refiere expresamente al 15M y a la Primavera Valenciana, y nombra otros como el vecinal, el feminista, el LGTBI, por las víctimas del metro o la libertad de expresión y expresa el reconocimiento a todos ellos.

Tras la aprobación de la moción del PSPV, fuentes de Compromís han indicado que el monolito "es un reconocimiento a diversos movimientos sociales" y se han preguntado "por qué eso molesta a quienes deberían representar, precisamente, a una sociedad plural", al tiempo que han aludido a las reivindicaciones recogidas en el monolito, como el autogobierno, el feminismo, la cultura, la defensa de la huerta o la lucha LGTBI o de las víctimas del accidente del metro. "Justo ahora les molesta la lucha contra la corrupción. ¿Cuáles son los nombres que quieren esconder bajo la alfombra de una supuesta polémica por un monolito?", han manifestado.

Desde el PP sostienen que su moción inicial y la posterior abstención de su grupo han sido "clave" para que se sustituya el monolito. Su portavoz, María José Catalá, ha señalado que no podían votar a favor de una moción "que no prevé la retirada inmediata del monolito del 15M, que seguirá en la plaza", y se ha comprometido a que si en 2023 recibe el apoyo mayoritario en las urnas "su retirada será la primera actuación que ponga en marcha. Porque queremos una plaza del Ayuntamiento que no sea politizada como ha pretendido el alcalde Ribó", ha añadido.

El portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, ha manifestado que la sustitución del monolito al 15M acordada en el pleno "demuestra que se puede evitar que el populismo gobierne en València" y ha dicho que la ciudad "no merece el sectarismo de Ribó. El alcalde no puede seguir implantando su ideología sin ningún tipo de miramiento".

Por su parte, el portavoz de Vox, José Gosálbez, ha acusado al primer edil de convertir el Ayuntamiento en su "cortijo particular" e incluso "ningunear" a sus socios de Gobierno para poner el monolito que han querido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento