Macron reconoce la "responsabilidad" de Francia en el genocidio de Ruanda pero niega su complicidad

French President Emmanuel Macron
French President Emmanuel Macron
KAY NIETFELD

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha reconocido este jueves la "responsabilidad" de su país en el genocidio perpetrado en Ruanda en 1994, pero negó que tuviera cualquier complicidad en la matanza de unos 800.000 tutsis y hutus moderados.

"Los asesinos que rondaban los pantanos, las colinas, las iglesias no tenían rostro de Francia. Ella no fue cómplice", afirmó Macron en un solemne discurso pronunciado en el Monumento del Genocidio en Kigali, donde se guardan los restos de unas 250.000 víctimas.

El presidente francés llegó esta mañana a Kigali en una histórica visita de Estado que busca normalizar las relaciones bilaterales, envenenadas por el genocidio de 1994 y después de que Ruanda acusara a Francia de complicidad en la matanza

Macron fue recibido por el presidente ruandés, Paul Kagame, con quien pasó revista a una guardia de honor y con quien ofrecerá una rueda de prensa más tarde. 

La visita acontece dos meses después de la publicación del informe oficial de una comisión de expertos formada por el Elíseo sobre el papel de Francia en el genocidio ruandés.

El informe señaló que la política exterior francesa, entonces bajo la presidencia de François Mitterrand, cometió errores "abrumadores" y estuvo "ciega", pero no fue cómplice de la matanza que sufrió el pequeño país africano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento