Un medicamento usado en el tratamiento contra el cáncer borra las huellas dactilares de los pacientes y ese efecto se ha convertido en un problema para las autoridades de inmigración de Estados Unidos.

Las autoridades recomiendan que los pacientes que usen Capecitabine lleven una carta que certifique su uso

Una carta de un médico, publicada este martes por la revista Annals of Oncology, revela que uno de esos pacientes fue retenido en un puesto de inmigración fronteriza de Estados Unidos porque no tenía huellas dactilares.

El hombre sufre cáncer metastásico del cuello y la cabeza, pero ha respondido bien a la quimioterapia, basada principalmente en un compuesto identificado como Capecitabine.

Eng-Huat Tan, del Departamento Nacional de Oncología del Centro Nacional del Cáncer, en Singapur, recomienda que los pacientes que usen Capecitabine lleven consigo una carta de su médico que certifique el uso de la medicina cuando lleguen a Estados Unidos.

Inflamación de pies y manos

Capecitabine es un medicamento antimetabólico usado para tratar varios tipos de cáncer y uno de sus efectos es la inflamación crónica de la planta de los pies y la palma de las manos.

Como resultado, se producen desprendimientos de la piel, hemorragias, úlceras y ampollas, y "con el tiempo eso lleva a la desaparición de las huellas en las yemas de los dedos", señaló Tan.

Detenido en el aeropuerto

El oncólogo señaló que, en diciembre de 2008, uno de sus pacientes, que estaba desde hacía tres años bajo el tratamiento de Capecitabine, llegó a EE UU para visitar a sus familiares.

"Quedó detenido durante cuatro horas porque los agentes de inmigración no podían detectar sus huellas dactilares", indicó.

Finalmente el hombre, procedente de Asia, recibió permiso para entrar en el país cuando las autoridades de inmigración constataron que no constituía una amenaza para la seguridad.

El hombre ha visitado varias veces Estados Unidos desde entonces. "Siempre lleva consigo una carta nuestra y no ha vuelto a tener problemas", relató Tan.