La razón por la que Travis Barker, novio de Kourtney Kardashian, dejó las drogas

Kourtney Kardashian y Travis Barker, en imágenes de archivo.
Kourtney Kardashian y Travis Barker, en imágenes de archivo.
GTRES / O'Connor/AFF-USA.com

Hay veces en las que tiene que ocurrir una desgracia para que alguien cambie el chip completamente. Es lo que le pasó a Travis Barker, el novio de Kourtney Kardashian, quien vivió tan de cerca la pérdida que decidió dar el paso y dejar atrás las drogas para siempre.

Todo ocurrió en 2008 y aunque el incidente como tal no estaba relacionado directamente con el consumo de sustancias, sí que consiguió que el músico (es batería de la banda Blink 182) comenzase a apreciar la vida y se decantase por un estilo de vida más sano.

Aquel año, Barker sufrió un accidente de avión (un vuelo privado para un evento) en el que fallecieron todos los ocupantes excepto él y Adam Michael Goldstein, más conocido como DJ AM. Tanto los dos pilotos como su equipo de seguridad y uno de los amigos más íntimos del baterista, Chris Baker, su asistente personal, perdieron la vida, mientras que las consecuencias para él no fueron tan aciagas pero sí que bastante perdurables.

A resultas del accidente, que ocurrió el 19 de septiembre, el rockero, que había invitado a su exesposa, Shanna Moakler, quien declinó la oferta asegurando que no se sentía bien dejando a sus hijos, padeció quemaduras de segundo y tercer grado en más del 60% de su cuerpo que le obligaron a pasar por el quirófano hasta en 16 ocasiones, aunque la suerte fue que pudo salir del avión y rodar por el suelo para apagar las llamas.

El aeroplano perdió sus neumáticos e invadió la pista durante el despegue, patinando por la carretera hasta que chocó contra una de las zanjas que hay a los lados, disparándose el fuego, que alcanzó a Barker, cubierto de combustible tras escapar por una de las escotillas de emergencia.

Más allá del estrés postraumático (desde pequeño había estado seguro que moriría en un accidente de avión), Barker consiguió dejar de consumir drogas, las cuales le habían ayudado según él a llevar una vida más sencilla porque las consumía recurrentemente para poder volar, debido a su miedo a los aviones.

A pesar de que los médicos llegaron a plantearse la opción de amputar el pie debido a que no hallaban suficientes injertos de piel, finalmente Barker pudo rehacer su vida, diciendo adiós durante unos meses a su dieta vegetariana por la necesidad de aumentar su ingesta de proteínas e intentar acelerar así la cicatrización de las quemaduras.

Desgraciadamente, en el espectro opuesto, se encontró Goldstein, quien menos de un año después del suceso fallecía a causa de una sobredosis. En ese tiempo, Barker consiguió volver al estudio de grabación y tocar de nuevo la batería, algo que agradeció a todo el mundo pues temió que no pudiese volver a hacerlo.

"La gente siempre me pregunta si fui a rehabilitación y yo siempre respondo lo mismo: 'No, yo estuve en un accidente de avión'. Esa fue mi rehabilitación. ¿Perder a tres de tus amigos y estar a punto de morir? Créeme, ese fue mi toque de atención. Si no hubiese estado involucrado en esa colisión, lo más probable es que nunca las hubiese dejado", llegó a afirmar en una entrevista con Men's Health.

Sin embargo, hoy en día Barker es un reconocido defensor del estilo de vida vegano y tiene en el deporte su principal motivación. De hecho, aclaró que en cuanto salió del hospital lo primero que hizo fue tirar por el váter todos los calmantes que tenía en casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento