Sánchez solo ha concedido dos de los 9.618 indultos que tenían un informe desfavorable de los jueces y fiscales

Oriol Junqueras y Pedro Sánchez (archivo)
Oriol Junqueras y Pedro Sánchez (archivo)
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, solo ha concedido dos de los 9.618 indultos que, a lo largo de sus casi tres años como jefe del Ejecutivo, han contado con un informe desfavorable del tribunal sentenciador y la Fiscalía, como baraja hacer con los doce presos catalanes del 'procés'. Según los cálculos elaborados por 20minutos a partir de los datos oficiales del Ministerio de Justicia, el Gobierno únicamente ha otorgado el 0,02% de las medidas de gracia que se han solicitado y que tenían el rechazo de Fiscalía y tribunal sentenciador.

Los informes no son vinculantes, pero las cifras reflejan que conceder indultos son ambos informes en contra es excepcional. Hasta ahora, los dos gobiernos de Sánchez -el monocolor y el de coalición- han indultado a un total de 75 presos. Los dos presos que han recibido el perdón pese a la oposición del tribunal y la Fiscalía representan el 2,6% de esa cifra. Además, ha habido otras tres medidas de gracia que se han otorgado con el tribunal en contra y la Fiscalía a favor, y 18 se han concedido con el tribunal a favor y la Fiscalía en contra. El resto, 52 (el 69%), han contado con la luz verde de ambos estamentos.

El período en el que el Ejecutivo socialista rechazó más indultos fue en el segundo semestre de 2018, nada más alcanzar el poder. Entonces, se concedieron 8 -todos contaban con al menos un informe favorable- y se rechazaron 3.739, de los que el 94% tenían dos informes desfavorables.

En los seis meses posteriores, los primeros de 2019, fue cuando el Gobierno concedió la medida de gracia a los únicos dos presos que fueron perdonados pese a contar con esos escritos en contra. En total, se indultó en ese tiempo a 39 encarcelados y se rechazaron otras 2.261 peticiones, de las que también el 94% contaban con el criterio contrario de Fiscalía y tribunal.

En el segundo semestre de 2019 el Ejecutivo no indultó a nadie y rechazó 1.826 solicitudes, de las que 1.539 tenían dos informes desfavorables. El último año del que se tienen datos, 2020, se permitió a 28 reos acogerse a esta medida, todos con los dos escritos o al menos uno de ellos a favor, y se denegaron 2.876, de los que 2.558 no contaban con el visto bueno ni de los jueces ni del Ministerio Público.

Un 5% de indultos sin el favor de Fiscalía y tribunal en la última década

En los últimos diez años, los indultos con una respuesta negativa por parte del tribunal sentenciador y de la Fiscalía también han sido mínimos, pues apenas representan un 5% de los concedidos desde 2011: 63 de 1.274 (4,9%). En este tiempo, casi el 50% (628) se han concedido con el visto bueno de las dos partes. Otros 479 (37%) se han dado con el tribunal a favor y la Fiscalía en contra; y los 104 restantes (8%), con el Ministerio Público a favor pero con el tribunal en contra.

Bajo los gobiernos del PP (2011-2018), se otorgaron 61 medidas de gracia pese al rechazo de los jueces y los fiscales. En total, durante esos siete años fueron 1.199 los indultos concedidos. La concesión de la medida de gracia, no obstante, ha ido perdiendo peso con el paso de los años: entre 2000 y 2010 se aplicaron 5.258 y en los 10 años siguientes, apenas 1.803.

Fiscalía y Supremo, en contra del indulto a los independentistas

En el caso de los condenados por el 'procés' -el exvicepresidente del Govern, Oriol Junqueras; los siete exconsejeros, Bassa, Forn, Rull, Romeva, Turull, Santi Vila, Meritxell Borràs y Carles Mundó (estos tres últimos condenados por desobediencia); la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell y los 'Jordis', como se denomina a Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de Òmnium Cultural- no parece que el hecho de que tanto el Supremo como la Fiscalía se hayan mostrado en contra vaya a afectar a su indulto. "Hay un tiempo para el castigo y un tiempo para la concordia", dijo Sánchez en el Congreso de los Diputados este miércoles. "Siempre vamos a hacer lo que consideremos que es mejor para el interés de España”, opinó el martes María Jesús Montero, portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda. "No hay que asustarse", dijo el lunes el responsable de Justicia, Juan Carlos Campo.

Para justificar su negativa, el Alto Tribunal señaló la falta de arrepentimiento de los independentistas. En el informe firmado por los magistrados que juzgaron el 'procés', encabezados por Manuel Marchena, sostiene que no concurren las razones de justicia, equidad o utilidad pública que podrían justificar el indulto. También, que los argumentos que esgrimen las peticiones de indulto desvirtúan el sentido de la medida de gracia, que no puede servir al Gobierno, advierten, para "corregir" la sentencia dictada en octubre de 2019 por el Alto Tribunal

Por su parte, el Ministerio Público señaló a finales del pasado año que no apreciaba "razones de justicia, equidad o utilidad pública que autorizasen la concesión" del indulto. Argumentó además la Fiscalía que ninguno de ellos había mostrado arrepentimiento de haber cometido el delito de sedición, por el que fueron condenados la mayoría a entre 9 y 13 años de cárcel.

Cabe recordar que para que el Gobierno, a propuesta del Ministerio de Justicia y tras la deliberación del Consejo de Ministros, apruebe los indultos, los informes del tribunal sentenciador -en este caso el Supremo- y de la Fiscalía no son vinculantes. Por ello se han concedido indultos con los escritos a favor, con uno a favor y otro en contra, y siendo los dos desfavorables. Eso sí, si ambos estamentos se posicionan en contra, los indultos no pueden ser totales, sino parciales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento