Aragonès

Pere Aragonès, durante su discurso de investidura en el Parlament.
Pere Aragonès, durante su discurso de investidura en el Parlament.
EFE

La Generalitat ya tiene un presidente que no quiere ni necesita la tutela de nadie: Pere Aragonès i Garcia. No es ni tiene la vocación de ser vicario ni de regentar ninguna vicaria, como el anterior.

Solo por tener un presidente que quiera ejercer de presidente ya es, en sí misma, una buena noticia, teniendo en cuenta el montón de meses que llevamos en la más absoluta de las provisionalidades.

El acto de toma de posesión que se celebró el lunes fue un acto austero, sobrio, adaptado a la excepcionalidad que impone la pandemia. 

Con todo, fue un acto que los republicanos no quisieron dejar pasar sin mostrar algunos detalles que, a mi modo de entender, no deben pasar desapercibidos. Uno de ellos es, sin ninguna clase de duda, el agradecimiento que el presidente Aragonès en persona hizo a una representación de trabajadores públicos que tanto han luchado contra la pandemia, que él tuvo que gestionar como vicepresidente al ser inhabilitado Quim Torra. 

Otro gesto que considero digno de ser destacado es la versión del himno nacional de Catalunya, Els Segadors, que ofrecieron Magalí Sare y Manel Fortià. Me encantó, más allá del cambio de género de algunos masculinos: “Segadores” y “defensores de la terra”.

Solo por tener un presidente que quiera ejercer de presidente ya es, en sí misma, una buena noticia, teniendo en cuenta el montón de meses que llevamos en la más absoluta de las provisionalidades

Los intérpretes pidieron permiso a Aragonès para poderlo hacer, y él lo aceptó. ¿Lo hubieran hecho los que le han precedido? En las redes sociales, división de opiniones: para algunos, que fue el sacrilegio, un insulto a la madre patria, una falta de respeto; para otros, un acto valiente que te dice de forma clara que no hay nada intocable.

Que todo un presidente de la Generalitat acepte, en un acto oficialísimo y después de prometer su cargo, una versión creativa del himno nacional, me parece que lanza un mensaje claro: primero, que se siente seguro; y, segundo, que no está para más de lo mismo. El perfil de su ejecutivo, claramente de gestión, así lo atestigua.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento