Los vecinos, divididos por la instalación de 48 cámaras en el barrio de Lavapiés

Salida del metro de Lavapiés.
Salida del metro de Lavapiés.
JORGE PARÍS
Poco le falta al centro de la capital para convertirse en un Gran Hermano. Tras la instalación de cámaras de videovigilancia en la Plaza Mayor y el entorno de Montera, ahora le toca el turno al degradado barrio de Lavapiés.

La medida ha sido

acogida de manera desigual por los vecinos del barrio, que no saben si la videovigilancia terminará con los principales
problemas de la zona: el trapicheo de drogas, los ruidos del gentío y la degradación.

Carmen García
, vecinade 63 años de la calle Ave María, asegura que "esto no va a evitar los robos y lo que nos van a hacer es
quitar intimidad".
Para otros como
María Jesús Cobo, parada de 50 años, "las cámaras me dan lo mismo, no tengo nada que esconder en mi vida y me parece perfecto que las instalen".


Donde la noticia ha sido bien recibida es en un
supermercado de la plaza de Lavapiés. "Cuantas más medidas haya mucho mejor, porque con la crisis los hurtos en la tienda han aumentado un montón", asegura uno de los vigilantes de seguridad.
Vecina de Lavapiés, Inma Gamarra. 100Inma Gamarra (empresaria, 34 años).

Tiene un bar de copas en la zona y las cámaras le parecen "algo horrible; no hacen falta porque no solucionan los problemas". Inma asegura que el problema es educacional. "El problema del trapicheo de drogas ocurre en cualquier barrio y las soluciones tienen que aportarlas los políticos".
Vecina de Lavapiés, María Teresa Camerón 100María Teresa Camerón (dueña de un bar, 33 años).

"A mí las cámaras me parecen fenomenal, aunque hace mucho que no sufro robos porque ya me conocen y no me atracan". Lo que María Teresa sí ha perdido desde hace años son clientes. "La gente no viene a comer aquí por la mala fama que tiene el barrio, en lugar de un bar parece que tengo un solar".
Vecino de Lavapiés, Lino Arias 100Lino Arias (jubilado, 91 años).

Es uno de los veteranos de Lavapiés. "Llevo desde 1933 y el barrio ha pasado de ser castizo a ser el barrio de la multiculturalidad". "Creo que las cámaras me protegerán, aunque se entrometan en mi intimidad; cuanta más vigilancia y agentes más seguros nos sentiremos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento