Un amigo de Amy Winehouse dice que la obligaron a actuar estando borracha: "La levantaron y la metieron en un coche"

Amy Winehouse, durante una actuación el Festival de Glastonbury de 2007.
Amy Winehouse, en una actuación el Festival de Glastonbury de 2007.
Dylan Martínez / Reuters

Las últimas actuaciones de Amy Winehouse no fueron, precisamente, las mejores de su carrera. Poco antes de su muerte, la incontrolable ingesta de alcohol supuso que la artista no estuviera en las mejores condiciones para ofrecer al público el espectáculo que merecían. Incluso, poco después de su fallecimiento, se le realizó un análisis para determinar si Amy estaba capacitada para seguir trabajando mientras trataba, por enésima vez, de superar su adicción.

Ahora, Tyler James, íntimo amigo de la británica considera que no y, en un nuevo artículo titulado Mi Amy escrito para el Daily Mail, ha afirmado que la subieron en volandas a un avión para irse de gira durante un mes, antes de que muriese.

"Empezó a beber de nuevo, fue una recaída en toda regla y bebió durante cinco días seguidos", ha confirmado James. "Todos los días venía alguien de administración y todos los días me decían que tenía que hacer que dejara de beber. El día del espectáculo, los chicos levantaron a Amy del sofá, porque se les dijo que lo hicieran, y la metieron en el coche".

"Apenas estaba consciente. Me senté junto a ella, pensando: 'Esto está muy mal'. Deliraba muchísimo y estaba muy débil... tuvieron que ayudarla a subir al avión, rodeándola con los brazos para guiarla por las escaleras", ha afirmado Tyler James.

Según las declaraciones del amigo de la cantante, cuando llegaron al hotel Hyatt de Belgrado Amy no tenía ni idea de dónde estaba. A lo largo de las ocho horas siguientes, él recibió una llamada cada hora preguntándole si la artista estaba en condiciones de presentarse ante los fans, que la esperaban con ansia. Finalmente, como era de esperar, la actuación que Winehouse ofreció esa noche fue un auténtico desastre.

"Yo estaba de pie en el lateral del escenario, como siempre. Aquella vez estaba llorando, temiendo lo que podría pasar a continuación. El espectáculo fue horrible", ha recordado James. "Habían pasado casi cinco años desde Back To Black y allí estaba ella, en medio de un escenario, tratando de cantar Rehab, aunque ya no soportaba esa canción. No podía cantar, se tambaleaba de un lado a otro, se caía de espaldas sobre sus coristas. El público la abucheaba, borracho y agresivo", ha agregado el mejor amigo de la cantante.

Además, Tyler ha confirmado que Amy Winehouse se quedó petrificada cuando los vídeos de su actuación salieron a la luz y que acabó "odiando al mundo" por ello porque la hacían parecer un "desastre" cuando, en realidad, seis días antes de aquel momento todo iba bien en su vida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento