Protasevich, Lukashenko y la UE: las claves del "secuestro" de un avión en Bielorrusia para detener a un periodista

Policías inspeccionan maletas junto al avión de Ryanair en el que viajaba el periodista Roman Protasevich, en el aeropuerto de Minsk, Bielorrusia, donde aterrizó el aparato forzado por las autoridades bielorrusas.
Policías inspeccionan maletas junto al avión de Ryanair en el que viajaba el periodista Roman Protasevich, en el aeropuerto de Minsk, Bielorrusia, donde aterrizó el aparato forzado por las autoridades bielorrusas.
ONLINER.BY / EFE

La Unión Europea afronta un nuevo conflicto con un tercer país, en este caso Bielorrusia, después de que el Gobierno de Alexandr Lukashenko anunciara una amenaza de bomba para hacer aterrizar a un avión de Ryanair con un único objetivo: detener al periodista y activista Raman Protasevich, uno de los mayores opositores del régimen bielorruso, que está auspiciado además por Rusia. Estas son las claves del caso:

¿Qué ha pasado en Minsk?

Lo sucedido este domingo en Bielorrusia se resume en pocas líneas. El Gobierno liderado por Alexandr Lukashenko dio un aviso de bomba para hacer aterrizar en país a un avión de Ryanair que cubría la ruta entre la capital de Grecia, Atenas, y la capital de Lituania, Vilnus. En el vuelo, entre los 170 pasajeros de 12 nacionalidades, iba el periodista y activista Raman Protasevich, que es uno de los mayores opositores del régimen de Lukashenko. De hecho, Lituania juega un papel fundamental en este caso, no solo por ser el destino del vuelo, sino porque además había concedido asilo a Protasevich.

Así ha sido el desvío de un avión de Ryanair a Bielorrusia
Así ha sido el desvío de un avión de Ryanair a Bielorrusia
Henar de Pedro

¿Quién es Raman Protasevich?

Raman Protasevich, de 26 años, es uno de los principales líderes sociales de los movimientos opositores contra Alexandr Lukashenko. Protasevich estuvo al frente de Nexta y Nexta Live, dos canales de Telegram con cientos de miles de suscriptores y que tienen su base en Polonia, precisamente para evitar la persecución del Gobierno bielorruso. Su detención vuelve a evidenciar el problema que tiene el país respecto a los derechos y las libertades. El Comité de Seguridad de Bielorrusia (KGB) incluyó en noviembre de 2020 a Protasevich y a otro fundador del portal opositor Nexta, Stepan Putilo, en su lista de personas implicadas en actos terroristas. Ahora se les quiere condenar a pena de muerte.

¿Quién es Alexandr Lukashenko?

Alexandr Lukashenko es considerado por muchos expertos como "el último dictador europeo". Sus movimientos recientes lo confirman. En verano de 2020 Bielorrusia celebró sus últimas elecciones, que se resolvieron con la victoria del propio Lukashenko, y las acusaciones de fraude desembocaron en una serie de protestas callejeras que todavía se mantienen. La respuesta gubernamental pasó por la persecución y la detención de algunos opositores. Tal fue la dureza que la principal voz de la oposición, Svetlana Tikhanovskaya, tuvo que exiliarse también en Lituania, igual que Protasevich. En el último Índice de Democracia de The Economist, correspondiente al 2020, Bielorrusia está considerado un "régimen autoritario" y ocupa el puesto 148 de 167 países.

¿Qué papel juega Vladimir Putin?

Rusia es un actor muy relevante en este 'conflicto'. Fuentes comunitarias consultadas por 20minutos asumen que "ha jugado un papel importante" en el "secuestro" del avión. La conclusión es que Lukashenko no suele ejecutar maniobras de este tipo sin el beneplácito de Vladimir Putin. Rusia juega el partido geopolítico y puede sumar cualquier elemento con el que ejerza presión sobre la UE. Una respuesta dura por parte de Bruselas llevaría a Lukashenko a acercarse más a Rusia, alejándose así de su alternativa: la Unión Europea.

¿Qué puede hacer y qué no la UE ante este caso?

La herramienta más rápida (sin serlo demasiado) son las sanciones. Teniendo en cuenta el trasfondo del caso y la vulneración de libertades lleva a pensar que la UE puede recurrir al nuevo régimen de sanciones ante violaciones de derechos humanos, lo que no señalaría al país en sí mismo, sino a los dirigentes políticos que la Unión quisiera incluir en la lista. El sistema -aprobado a finales de 2020- ya se ha estrenado con Rusia o China, con respuestas inmediatas por parte de Moscú y Pekín. De hecho, en la lista rusa de sancionados se encuentra incluso el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli.

¿Cómo funcionan las sanciones que puede aplicar?

Son una herramienta práctica y con la que la UE se quiere situar en el escenario internacional como garante de los derechos humanos, pero su aprobación exige la unanimidad en el Consejo (entre los 27). En el caso concreto de Bielorrusia, solo hay un Estado miembro que podría impedir esa unanimidad: la Hungría de Viktor Orbán, quien ya ha defendido en alguna ocasión a Lukashenko. Si Hungría votase en contra de las sanciones, estas no saldrían adelante. Además, hay un comité permanente en el Consejo de la UE que prepara las decisiones sobre nuevas sanciones, la extensión de las sanciones vigentes y el cese de las medidas.

En términos concretos, las sanciones implicarían prohibiciones de viaje y congelar activos los funcionarios o dirigentes que se incluyan en la lista. La Unión Europea valora también la posibilidad de decretar la prohibición de aterrizar en aeropuertos comunitarios a Belavia, que es la aerolínea estatal bielorrusa y podría también declarar inseguro el espacio aéreo del país.

Tanta Europa
Tanta Europa
Mostrar comentarios

Códigos Descuento